Pascua – Ciclo B

La Solemnidad Del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo – Ciclo B

8 junio 2015

¿Suena mal decir que lo que yo más recuerdo de mi Primera Comunión fue lo que nos dieron de comer después?  Tengo muchas fotos de mi hermoso vestido, pero desearía que alguien hubiese tomado una foto de la excelente comida que tuvimos en la fiesta después de la misa. ¡Inolvidable!

Después de la misa, la hermana Vivian llevo a nuestra enorme clase de Primera Comunión a la cafetería de la escuela, la cual había sido mágicamente transformada con globos y hermosos manteles.  Habían pequeños vasitos de papel llenos de dulces de menta y nueces en cada lugar, panqueques y huevos revueltos, vasitos pequeñitos de jugo de naranja, y hasta tasitas con chocolate caliente.  ¡El Paraíso!

A decir verdad, recuerdo la comida que se sirvió durante todos los sacramentos que recibí en mi juventud.  Para el bautismo de mi hermanito menor tuvimos una fiesta en la cochera en la cual se sirvieron charolas con “sloppy Joes” (sándwiches de carne picada) y papitas, y el recuero mas bendito de la niñez: pastel de chocolate y helado hecho en casa.   Para mi confirmación hicieron espagueti con albóndigas, pan de ajo, pastelillos de chocolate y nieve y una bebida llamada “Shirly Temple” para los nuevos soldados en Cristo.

¿A que no le encantan los sacramentos?  Solamente de pensar en ellos me da hambre.

Espero que se sienta hambriento hoy durante esta gran celebración del Cuerpo y la Sangre de Cristo.  La Eucaristía es la madre de todos los sacramentos. ¿Y sabe qué?  Se basa en comida- Pan verdadero, Vino verdadero- que hacen que Cristo esté realmente presente.  Porque mi cuerpo es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida (Juan 6:55).

Yo lo supe a la edad de seis años cuando entré a esa hermosa cafetería con tantos padres orgullosos y  panqueques tan dulces.  Yo lo he sabido durante cada fiesta de cada sacramento en mi vida.

Todo se trata de la comida- verdadera comida que sustenta a gente verdadera, gente hambrienta de tener una relación con el Verdadero Jesús. 

Los sacramentos me dan hambre, pero así debe de ser.  ¡Feliz día de celebración, Iglesia!

¿Cuál es su recuerdo favorito de la comida que se sirvió durante una celebración sacramental?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)
La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

 

Kathy McGovern © 2014-2015

Solemnidad de la Santísima Trinidad – Ciclo B

30 mayo 2015

A mi me parece que las mejores cosas vienen en grupos de tres.  Veamos.  El sol, la luna y las estrellas parece que siempre van juntos.  Los tres son hermosos, dan luz, y nos fascinan.

Las familias vienen en tres.  Se necesita una madre y un padre para crear a la tercera persona de la familia, el hijo, quien será la combinación de ambos, agregándole aparte un billón de características individuales para hacer la mezcla interesante.

El día esta dividido en tres partes: la mañana, la tarde y la noche.  Nuestras necesidades básicas también se dividen fácilmente en comida, ropa y vivienda.  San Pablo se fijó que las tres virtudes más importantes son tres: la fe, la esperanza y la caridad.  Fueron tres los magos que vinieron buscando al Niño Dios, y en sus momentos más íntimos con su Padre, Jesús invitó a Pedro, Santiago y a Juan a que estuvieran con él.

El tiempo se divide en el pasado, el presente y el futuro.  Disfrutamos del almuerzo, la comida y la cena.  Y en esas comidas generalmente utilizamos un cuchillo, un tenedor y una cuchara.

Una voz es hermosa, pero si agregas una por encima y otra por abajo tendrás un trío- La música propia de Dios.  Piensa en las Hermanas Andrews.  Los Tres Tenores.  Las ardillas Alvin, Simón y Teodoro.  Ahora si que tenemos excelente música.

Se necesitan tres ramas en nuestro gobierno para prevenir que el país se desmorone.  Y claro, se ocuparon tres barcos que cruzaron el océano azul para “descubrir” esta tierra en 1942.  Así es, La Niña, la Pinta y La Santa María.

Esta fiesta de la Santísima Trinidad nos toca profundamente porque tal parece que nuestro reloj humano ha sido entonado en tríos.  Cuando hablamos de Dios, también de alguna manera hablamos en tres.

Tengo hambre, que tal un sabroso sándwich de tocino, lechuga y tomate?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)
La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

 

Kathy McGovern © 2014-2015

Pentecostes – Ciclo B

23 mayo 2015

Oye, Espíritu Santo, Ven aquí.

Tu creaste este mundo y todo lo que amamos en el

Vivimos grandemente agradecidos, pero aunque sea de vez en cuando.

Ven, Espíritu Santo, y renuévanos de nuevo tanto.

Primero, danos ojos para ver como el pecado nuestro

Ha ayudado al malvado a ganar en su plan siniestro

Nos asombran a lo lejos cosas terribles que vemos

Más no tomamos responsiva de nuestra propia indiferencia

El sufrimiento en Siria y en Irak las tumbas

Y tanto mártir, que tratamos de perder la cuenta

Ven, Espíritu Santo, esparce tu aliento de paz en el mundo.

Y por favor, Espíritu Santo, #RegresaNuestrasNiñas.

Lloramos por las vidas que sufren en Nepal

Ve hacia allá, Espíritu, y llévales a todos ellos consuelo

Y los aviones que se estrellan, y los choques de trenes, y las muertes violentas,

Oh, Espíritu, acerca a ellos Tu Aliento que acaricie sus almas

Llénanos de ti, Espíritu, en nosotros infunde tu gracia.

De nuevo prometemos mantenernos firmes en la batalla

Sostenos, moldéanos, haznos de nuevo

No hay nada que detenga lo que harán aquellos que estén llenos para Ti

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)
La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

La Asencion del Senor – Ciclo B

17 mayo 2015

Reflexionando sobre Actos 1: 1-11

Se supone que deberíamos irnos a Jerusalén.  No sabemos por qué.  Estamos ansiosos de irnos, de llegar ahí, donde asesinaron a los profetas y crucificaron al Salvador.  Queremos hacer lo que él nos pidió que hiciéramos antes de que se lo llevaran.  Queremos ser sus testigos hasta los confines de la tierra, y estamos listos para ir YA.

Pero él nos ordenó que nos quedáramos aquí en Jerusalén hasta que fuéramos “Bautizados en el Espíritu Santo”.  Lo que sea que eso signifique.  Nos da terror quedarnos.  Pasamos noches sin sueño, esperando que los Romanos vengan con sus antorchas y sus espadas a hacernos lo que le hicieron a nuestro Cristo.

Pero no han venido.  En vez de eso, pasamos el tiempo recordándolo.  Hablamos de nuestros años con él.  Susurramos con asombro antes las señales que presenciamos.  Asentimos con la cabeza cuando uno de nosotros pregunta -¿Realmente vimos a esas cinco mil personas llenarse con cinco panes y dos pescados?  ¿Era realmente Jesús en Galilea aquella noche de la tormenta?  ¿Realmente murió ese día en el Calvario?  ¿Y estaba realmente la tumba vacía cuando las mujeres la visitaron después del día de reposo?-

Su madre esta aquí con nosotros, quedándose en el cuarto de arriba.  Ella quiere oír estas historias una y otra vez.  Y ella tiene muchas historias propias, historias que no habíamos oído antes.  En la noche que él nació en Belén, por ejemplo, los ángeles llenaron el cielo con cantos.

¿Es eso lo que esperamos? ¿Ángeles en el cielo?  No lo sabemos.  Jerusalén va a estar llena de gente la próxima semana para el festival de Pentecostés.  Tal vez algo suceda entonces.

¿Qué intenciones especiales esta poniendo usted en oración durante la novena de Pentecostés?

Kathy McGovern © 2014-2015

Sexto Domingo de Pascua – Ciclo B

11 mayo 2015

Reflexionando sobre Acts 10: 25-26, 34-35, 44-48

Hoy ha sido el día más grande de mi vida. Aunque soy un centurión romano y no un Judio, me encanta el Dios de Abraham, y yo deseaba aprender más acerca de este Jesús a quien todo el territorio está hablando.

Cuando el ángel se me apareció y me dijo acerca de un hombre llamado Simón Pedro, que se alojaba en Jope, esperaba que este era el mismo Pedro que fue el gran apóstol de Jesús. Envié mensajeros a pedirle que venga aquí a Cesarea.

Cuando entró en mi casa me invadió. Caí de rodillas, pero me levanté y le dije: “Yo también soy más que un hombre.” Así que esto era Pedro. Poseía un gran poder y una fuerza tranquila nacido de un gran sufrimiento. Yo había orado para que el hombre a quien el ángel me dijo convocar era. Y ahora esta leyenda, este hombre cuya fe Jesús dijo que edificaría su iglesia sobre, estaba de pie en mi casa.

Y un Judio! De pie en la casa de un gentil! Todos estábamos en estado de shock. Como resultado, había sólo tenía una visión a sí mismo, justo antes de mis mensajeros llegaron a Jope. En su visión vio a los animales de todo tipo, puros e impuros, y entonces Dios le dijo que toda la comida era “limpia”, y bueno para comer.

Todo lo que pensábamos que sabíamos acerca de Dios se ha vuelto del revés! A partir de ahora, los Judios no tienen que guardar las leyes dietéticas kosher más, y nosotros los gentiles pueden ser parte de la salvación de Dios a pesar de que nuestros hombres no circuncidados! Pedro dijo: “Empiezo a ver que Dios no hace acepción.”

Y, uno por uno, todos empezaron a verla también.

¿De qué manera ha aprendido que Dios ama a todas las personas?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)
La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Quinto Domingo de Pascua – Ciclo B

4 mayo 2015

Reflexionando sobre John 15: 1-8

Es mayo. Nos llevó una eternidad para llegar hasta aquí, pero la fiesta de la primavera de los sentidos es, finalmente, gloriosamente en marcha. La fragancia de las flores de la manzana deliciosas hace un paseo en bicicleta sin parar al parque imposible. ¿Qué tipo de robot podría coger una bocanada de su perfume y no parar de tomar en ese aroma celestial?

Las ramas ya están cargados de flores. Pronto, las manzanas comenzarán a crecer en el centro de las flores y los brotes se caen al suelo, convirtiendo la hierba y canalones en un mar impresionante de color rosa y blanco. Después de la fruta se recoge en el otoño, aparecerá desnudo como se acerca el invierno los árboles. Pero que, como la misma muerte, es una ilusión. De hecho, las yemas de las frutas del próximo año ya estarán en su lugar.

Hay algo triste por ver a una rama floreciente que se ha convertido separado del resto del árbol. En cuestión de días, sin la disciplina de la vid, que crece de color marrón y de edad, no sirve para nada, pero el fuego.

Jesús usó esta imagen familiar cuando, en la noche antes de morir, reunió a sus seres queridos y les rogó que permanecer en él. Sabía que iba al Padre, y él sabía que todavía podían ser nutridos y sostenidos por él, viviendo en él. Sólo por separarse de la intimidad con él iban a crecer amargo y edad.

Resurrección, como un brote de un árbol, se esconde a plena vista. Cuando lo recordamos, y permanecemos en él, ahí está en medio de nosotros. Porque él es la vid que vive para siempre, y nosotros, que permanecemos conectados a él, ése da mucho fruto.

¿Cuál es tu flor favorita temporada de Pascua?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)
La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Cuarto Domingo de Pascua – Ciclo B

26 abril 2015

Reflexionando sobre John 10: 11-18

Este mundo es pésimo con malos pastores. Estoy pensando sobre todo de aquellas personas que hacen sus fortunas pastoreo gente desesperada en barcos sobrecargados, y bloquear cientos de ellos en tercera clase, sabiendo que van a ahogar cuando los vuelca con fugas de buques. Estoy pensando en “coyotes” que toman la paga de un año para cargar a la gente en camionetas, y luego los dejan, sin agua ni comida, en el desierto para morir.

Esos son los malos pastores. Pero el mundo también está llena de grandes pastores. Estoy pensando en los que trabajan para que el Congreso a prestar más atención a la pobreza en el país y en el extranjero. Visítelo en www.results.org. Estoy pensando en los hermanos de posgrado de Harvard Riley y Nick Carney, quien comenzó el trabajo de su vida romper la cadena de analfabetismo, ayudando a construir tres escuelas en África, y la organización de grupos que donaron más de 25.000 libros a escuelas del centro de la ciudad de América, antes de que cualquiera de ellos alcanzado la edad de veintiún años.

Los buenos pastores en www.againstmalaria.com  comprar mosquiteros contra la malaria para las familias necesitadas. El sitio web en GlobalGiving le permite examinar, y contribuir a proyectos de salvamento están realizando en todo el mundo. Y en www.one.org  puede unirse a las peticiones que respaldan el gasto basada en la evidencia en la salud mundial.

La lista es interminable. Sé que usted puede añadir sus propias buenas obras a la misma. Yo no conozco una sola persona que no está haciendo sacrificios para ayudar a aligerar la carga de otra persona. Así, en este domingo del Buen Pastor, resolver para mantener sus energías para el bien, y tomar coraje contra los terrores de este mundo. Porque he aquí, tenemos un buen Pastor, que ha vencido al mundo.

¿En qué obras buenas usted encuentra la energía y la fuerza?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)
La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Domingo de la Misericordia – Ciclo B

11 abril 2015

Reflexionando sobre John 20: 19-31

Tengo una aversión a un juego en particular la infancia. ¿Qué clase de sádico pensaron que los niños disfrutar de caminar alrededor de un círculo hasta que la música se detenga, luego se apresuran a sentarse en la silla detrás de ellos? La tensión es que hay sólo nueve sillas para diez niños.

Esa inseguridad acerca de ser el uno para el cual no hay silla-y por lo tanto en el exilio a un segundo plano con los otros llorones perdedores, nunca me ha dejado. He colocado yo a ser siempre alrededor de los ganadores, para siempre, parafraseando Carly Simon, sea donde debería estar todo el tiempo.

Es por eso que me estremezco por el pobre Thomas. Él también trató de ser donde debe estar todo el tiempo. Cuando los discípulos desanimados Jesús de ir a Judea cuando Lázaro estaba enfermo, fue Tomás quien dijo: “Vayamos también nosotros a morir con él.” Cuando Jesús prometió que iba a preparar un lugar para los discípulos, que era insegura Thomas que pidió saber exactamente dónde estaba ese lugar, para que pudiera seguir. Él no iba a quedar atrás si Jesús hizo algo maravilloso en su ausencia.

Así que no lo saben, fue este mismo discípulo que pasó a estar ausente en esa noche de Pascua, cuando el Cristo resucitado se apareció. Qué terriblemente frustrante para Thomas llegar atrás y escuchar que acababa de perder a Jesús, que estaba vivo y había aparecido a los demás, pero no a él.
Como Thomas aprendió, nunca es la Divina Misericordia de Cristo que nos quedaremos atrás. Por su cruz y resurrección nos redimió de sillas musicales. Ha asegurado un lugar para nosotros, para siempre. Bendito el.

¿Cómo afecta el tiempo de Pascua te bendiga con la conciencia de Cristo resucitado?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)
La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

La Resurrección del Señor – Ciclo B

4 abril 2015

Lo hicimos. Llegamos a Pascua, sano y salvo. Contrariamente a lo que sentíamos, por ejemplo, alrededor del segundo domingo de Cuaresma, nuestra oración, el ayuno y la limosna no, de hecho, nos matamos. Y sí, muchos de nosotros no tuvo éxito para toda la temporada, pero estamos aquí de todos modos, se pusieron sombreros de Pascua y el Jamón de Pascua en el horno.

Oh, se siente bien. Vivíamos con santuarios vacíos y cortinajes púrpura durante cuarenta días largos. Afuera, el comienzo de la primavera nos mantuvo tentando a comportarse como si la Cuaresma había cedido a principios de este año, como si ya no se mantenían a su línea de tiempo exigente. Pero luego volvió a entrar en la iglesia y nos recordó que somos parte de un rápido universal que no termina sólo porque hace calor.

¿Soy yo, o se ha convertido en mucho más doloroso para mantenerse Cuaresma en estos días? Mi teoría es que hay tanto Pascua en mi diario de belleza-vida mucho, tan divertido, tanta comida, tantos libros, tantos amigos, tanta prosperidad, que el mantenimiento de un ayuno de nada de eso parece mucho más restrictiva que lo hizo en mi juventud.

Pero rápido que yo, en mi manera débil y enclenque. Desde luego, no merezco Pascua, pero, gracias a Dios, nadie lo hace. Sin embargo, a pesar de todos nuestros fracasos, Pascua ha llegado por fin, con sus flores fragantes y santuarios lirio pregonado. Qué festín para los sentidos! Trae en la Pascua sacraments- las aguas de bautismo, los cálices de Primera Comunión, los aceites de confirmación.

Porque he aquí ha pasado el invierno, y las flores aparecen en la tierra (Cantar de los Cantares 2:11). Por lo tanto, vamos a mantener la fiesta.

¿Cómo planea para celebrar la fiesta Pascua de cincuenta días?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)
La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo – Ciclo B

9 junio 2012

¡Esta en nuestra sangre! Es una broma muy familiar. Ninguno de nosotros (incluyendo nuestros padres)ha entendido nunca un minuto la clase de Ciencias. Mientras que de niños pasábamos de los refriados a la gripe y a los huesos rotos, mi madre leía las etiquetas en los frascos de la medicina, agitaba su cabeza sabiamente y exclamaba Ah,!Claro! !Esta en la sangre! Hecho que todos estos anos, sigue significando en el argot familiar, ‘’El mundo es demasiado confuso y científico para mi, y me declaro derrotada”.

Por supuesto que nuestros ancestros sabían que todo se encuentra en el torrente sanguíneo. La Sangre es la vida, y alianzas importantes fueron selladas al salpicar de sangre a las personas que las realizaban. Cuando Moisés quiso mostrar la importancia vital con la cual los israelitas prometieron guardar la Ley que habían recibido en el Monte Sinai, utilizo la energía vital de los machos cabrios sacrificados para sustituir la sangre humana. Dios, prometimos ser fieles, y nos adentramos a esta gozosa alianza salpicados de sangre, la cual es vida para el mundo.

Cuando Jesús el Novio, entro a este matrimonio eterno con nosotros la noche antes de morir, utilizo la misma imagen , pero esta vez, seria su propia sangre. Esta es mi sangre de la alianza. Tomada, bendecida, compartida- Esta es mi Sangre. Esta es mi Sangre.

Los Católicos hemos soportado muchos anos difíciles. Pero esta es nuestra Fiesta. Esto es Quien somos. Y una vez mas, entramos a esta gozosa alianza. Somos un solo cuerpo, un solo Cuerpo de Cristo. Y no estamos solos.

¿Que recuerdos tienes de tu Primera Comunión?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Página siguiente »