Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo C » Solemnidad del Bautismo de Nuestro Senor – Ciclo C

Solemnidad del Bautismo de Nuestro Senor – Ciclo C

Reflexionando sobre Luke 3: 15-16, 21-22

Fuimos a ver el musical “Querido Evan Hansen” el otoño pasado. El final es verdaderamente inspirador, aunque durante todo el show la audiencia sufre por Evan, quien padece de una ansiedad social tan terrible que se imagina a sí mismo saludando al mundo detrás de una ventana, sin ver ni oír a nadie nunca jamás.

Me recordó un incidente raro que me sucedió hace algunos años. Andaba caminando con mi perro por el vecindario, cuando por algún motivo volteé a ver la casa que acababa de pasar. Ahí, saludándome efusivamente por la ventana y gesticulando con la boca “feliz año nuevo,” estaban los adorables niños que vivían en esa casa.

Les regresé el saludo y seguí caminando, pensando en que coincidencia tan inusual había sido esa, que sin haberlos visto al pasar por su casa, se me ocurrió voltear en su dirección justo a tiempo para recibir ese cálido saludo.

Durante el bautismo de Jesús, los cielos se abrieron, y la voz del Padre se oyó, y el Espíritu Santo ciertamente apareció en forma de una paloma. Pero Lucas no nos dice quién vio a esa paloma, o quién oyó esa voz.  Sabemos que sucedió. ¿Pero aparte de Jesús (y el evangelista, quien fue inspirado por el Espíritu) quién tuvo ojos para ver y oídos para oír?

Si pudiésemos entrenar a nuestros ojos y oídos, apuesto a que nosotros también podríamos ver a los cielos abrirse, y oír a aquella voz del cielo que nos habla. Esta aparición de la Trinidad—el Hijo saliendo de las aguas, el Espíritu descansando como una paloma, y el Padre hablando desde los cielos—no fue un evento de una sola ocasión. Cristo está siempre con nosotros al morir y al resucitar y al vivir de nuevo, el Espíritu siempre nos señala hacia los caminos de paz, y el Padre siempre nos habla.

O poniéndolo de otro modo, el amor y el consuelo y la sabiduría siempre nos están saludando a través de las ventanas Divinas. Tómate un momento para voltear y darte cuenta.

¿Cómo te ha dado a conocer recientemente la presencia amorosa de Dios?

Kathy McGovern c. 2019

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo C

No hay comentarios to “Solemnidad del Bautismo de Nuestro Senor – Ciclo C”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.