Daily Archives: octubre 6, 2018

Vigesimoséptimo Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

6 octubre 2018

Reflexionando sobre Genesis 2: 18-24

¿Qué no sería chévere si los hombres tuvieran una costilla menos que las mujeres? Podríamos pensar en eso cada vez que nos atascamos en la escritura, cuestionándonos qué cosas tomar literalmente y que cosas no.  ¡Qué alivio! ¡Podemos confiar en la biblia porque Génesis dice que Dios le quitó una costilla a Adán y la usó para formar a Eva!

Que lastima, ya que excepto en casos de enfermedad, tanto los hombres como las mujeres tienen doce pares de costillas, y así damos fin a esa teoría. Pero por supuesto que el escritor sagrado no nos estaba enseñando anatomía, sino que nos daba un curso de nivel maestría acerca de la sabiduría de Dios al crear al hombre y la mujer uno para el otro, conectándolos justo por debajo del corazón. Encantador.

Pero también hay algunos momentos fascinantes en Génesis que nos hacen sacudir la cabeza con asombro. Por ejemplo ¿Cómo sabía este escritor antiguo que las serpientes solían tener patas? Es cierto. Hace más de cien millones de años las serpientes podían caminar Y TAMBIÉN deslizarse.  En algún momento perdieron las patas, pero con certeza eso fue muchos millones de años antes de que el autor de Génesis (quien escribió apenas hace 3,000 años) recordó a Dios diciéndole a la hipócrita serpiente, “Por esto que has hecho… de panza te arrastrarás” (3:14).

Las gentes de la antigüedad vivían mucho más sintonizadas con el mundo natural de lo que vivimos hoy en día. Posiblemente una serpiente muerta se prestaba a investigaciones fascinantes. Tal vez los diminutos vestigios de patas (llamadas espolones) los llevaron a concluir esto, que en el Jardín del Edén, las serpientes tenían patas. Fascinante. Y desagradable.

Los primeros once capítulos de Génesis nos muestran el Jardín, la Caída, y la Gran Inundación. Desde el comienzo, Dios nos atrae con historias que son más eternas que cualquier ciencia.

¿Cuál eia favorita del libro de Génesis?

Kathy McGovern ©2018s tu histor

 

 

Kathy McGovern © 2014-2015