Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo B » Vigésimo-quinto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

Vigésimo-quinto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

22 septiembre 2018

Reflexionando sobre Mark 9: 36-37

Era aún más peligroso ser niño en el mudo antiguo de lo que lo es hoy en día. El índice de mortalidad infantil era enorme, y si llegabas a tu primer cumpleaños todavía debías sobrevivir las tantas calamidades que afectan a los niños hasta el día de hoy. Acuérdate de tu niñez. ¿Cuáles accidentes o enfermedades pudieron haberte quitado la vida de no haber sido por la medicina moderna?

En tiempos de escases de alimentos los niños eran los últimos en ser alimentados—primero los niños, y finalmente las niñas. En algunas culturas del Medio Oriente, los niños eran sacrificados a los dioses para asegurar las buenas cosechas y la lluvia. Ese niñito a quien Jesús llamó a acercase a él ya había vencido las probabilidades un millón de veces.

Era lo bajo de la condición económica y social de los niños lo que Jesús señalaba a sus discípulos. He aquí este niño, tal parece que les dice. Véanlo bien. Cuando sirves a un niño, a mí me sirves. Esto debió ser incomprensible para aquellos que habían seguido a Jesús por cientos de quilómetros, a través de desiertos y lagos, atraídos por su carisma y calidez. Él tenía un estatus mucho más alto que un niño ¿qué no?

Si eres como yo, apuesto a que tienes amigos populares, atractivos, y exitosos. Al revisar mis propios “contactos,” tengo que admitir honestamente que no tengo amigos con condiciones mentales severas. No tengo amigos en la prisión o que vivan en la calle.

No es porque no he tenido tiempo de hacer amistades con este tipo de personas. De alguna manera he encontrado el tiempo, ciertamente, de cultivar las amistades que tengo. Fíjate en los que nunca te fijas. Dice Jesús. Ahí estoy yo, entre ellos.

¿En qué persona estás tratando de no fijarte?

Kathy McGovern ©2018 www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo B

No hay comentarios to “Vigésimo-quinto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.