Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo B » Vigésimo-cuarto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

Vigésimo-cuarto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

17 septiembre 2018

Reflexionando sobre Mark 8:35

Hace muchos años fui muy bendecida al obtener como mentora a una de las más conocidas músicas litúrgicas de nuestra región. Kathy Faulkner fue una leyenda en los años después del Consejo. Fue ella quien nos trajo una renovación en música de calidad a nuestra arquidiócesis, fue ella quien dio las conferencias litúrgicas, ella quien nunca perdió la energía o la pasión de entrenar músicos devotos y educados para alabar en la Iglesia.

A través de las tantas décadas la vi como incansablemente incorporaba música nueva, y nos deleitábamos al ver su intuitiva habilidad de encontrar el himno perfecto para la lectura de la escritura, año tras año tras año.

Ella y su esposo Tom, quien también es músico, hacían los ensayos en su casa vieja situada en una calle llena de árboles. Los sonidos vibrantes de las voces y los instrumentos, emocionantes para la nueva música litúrgica de los ochentas y noventas, flotaba por todo el vecindario.

Ya no existe esa casa vieja, y tampoco esos músicos jóvenes que cantaban alrededor de su piano. Hace muchos años que Kathy es viuda y ahora vive en una habitación pequeña de un asilo. Sus paredes están vacías, salvo un cuadrito enmarcado de una bendición Papal, y una cita bíblica: Busquen primero el reino de Dios.

El derrame cerebral no le afecto su recuerdo de mil himnos. Los coros de las iglesias que visitan el asilo se quedan perplejos de esta mujer en la primera fila, quien canta con toda su alma, y quien no necesita libros o letras para acompañar. Ella tiene la letra grabada en su corazón.

Pareciera como que lo perdió todo al haberle dado su vida a Jesús. Pero un instante en su alegre presencia le recuerda al visitante que fue al perder su vida como la encontró.

¿Qué invitación de Jesús te llama a tener una vida más alegre?

Kathy McGovern ©2018

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo B

No hay comentarios to “Vigésimo-cuarto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.