Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo B » Vigésimo-tercer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

Vigésimo-tercer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

8 septiembre 2018

Reflexionando sobre Mark 8: 27-35

¿Has notado que muchas de las personas que son sanadas en los evangelios tenían a alguien quien los amaba tanto que los llevaba al Sanador? No sabemos los nombres de aquellos que le llevaron a Jesús al hombre sordo, pero vamos a darles un vistazo. Imagínate que se dieron cuenta de que Jesús se encontraba en los alrededores. Llenos de urgencia, van en busca de este hombre al que aman y viajan—no sabemos que tan lejos o por cuanto tiempo—para encontrarlo. Una vez que se encuentran a corta distancia se las arreglan para empujar a su amigo hasta enfrente de la multitud. Ellos hicieron su parte. Amaron tanto a alguien que hicieron lo que fuera para llevárselo a Jesús.

Los evangelios están repletos de estos amigos anónimos. Solo un capitulo antes en el evangelio de Marcos leemos acerca de la gente que “se apresuraba por todas las afueras del país, trayéndole a los enfermos en camillas a dondequiera que él estuviese” (6:55). ¿No te recuerdan a esa gente tan generosa quienes usan sus veranos para viajar a Lourdes y así poder acompañar a aquellos que están en sillas de rueda a la gruta?

El recuento mas famoso de Marcos acerca de estos apasionados amigos es de unos que cargaron a su ser querido en una camilla para meterlo a la casa donde se encontraba Jesús, y quitaron el techo para bajarlo por ahí (2:1-12). ¡Ay! Espero que tú también tengas amigos que te amen tanto así. Yo se que yo sí los tengo.

No necesitamos leer los evangelios para ver este amor en acción. Mas de 40 millones de americanos—muchos de ellos también carentes de salud—se dedican a cuidar a sus seres queridos. Oh, Jesús encuéntralos en la multitud. Ellos necesitan hoy de tu toque sanador.

¿Qué amigo en tu vida necesita de tu tierno cuidado?

Kathy McGovern ©2018

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo B

No hay comentarios to “Vigésimo-tercer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.