Daily Archives: agosto 4, 2018

Decimo-octavo Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

4 agosto 2018

Reflexionando sobre John 6:24-35

Interrumpimos este evangelio para traerles un mensaje de cinco semanas de nuestro patrocinador, el Pan De Vida. Sí, llegamos de nuevo a ese tiempo. Cada tres años, mientras que escuchamos el evangelio de Marcos durante todo el año, se nos da una sacudida en medio del verano.

De pronto, el evangelio más antiguo, según muchos académicos-aunque no todos-que fue escrito en Roma más o menos a mediados de los años setenta, es dejado atrás por el último evangelio escrito, Juan, el cual según piensan muchos académicos, mas no todos, fue escrito en Efesio a finales del primer siglo.

Suelo bromear que si Marcos hubiese querido que su evangelio recibiese la misma atención ininterrumpida durante las 34 semanas en las que se lee, tal como la reciben Mateo o Lucas, entonces debió haber escrito un evangelio más largo. Pero el ser tan corto no es la razón por la cual tiene el comercial de cinco semanas. La iglesia tiene una debilidad, algo a lo que no se puede resistir. Dale a la iglesia un momento para hablar del sexto capitulo del evangelio de Juan y con gusto se tomara la libertad de hacerlo por cinco semanas.

Se debe a que el discurso del Pan de Vida-la conversación más larga entre Jesús y sus discípulos acerca de la Eucaristía-se encuentra en el corazón de la creencia católica de la Presencia Real. Y la Presencia Real está en el centro del corazón Católico.

Los discípulos escucharon a Jesús decir esta cosa tan sorprendente: él es el Pan de Vida eterno. La Eucaristía no es un símbolo de la vida de Cristo en nosotros. Eso debe hacer que se te pongan los pelos de punta, ya que eso es un sacrilegio, y el sacrilegio es un asunto muy serio.

El Pan y el Vino consagrados son LA PRESENCIA REAL de Cristo. Ellos ya sabían esto en el primer siglo. Y a nosotros se nos dan cinco semanas para recordárnoslo de nuevo.

¿Cuál es tu recuerdo favorito de tu Primera Comunión?

Kathy McGovern ©2018 www.lahistoriayusted.com

 

Kathy McGovern © 2014-2015