Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo B » Decimo Tercer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

Decimo Tercer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

Reflexionando sobre Mark 5: 21-43

Tocar. Tal vez esa sea la acción mas poderosa que podemos hacer en este mundo. El recién nacido es amorosamente cargado y besado y tocado por su mamá y papá durante los primeros años de su vida, y así desarrolla las conexiones neurales de seguridad y confianza que lo sostendrán por el resto de su vida.

Me pregunto por que no podremos recordar esos primeros años. Mientras que jugaba en la piscina con mi sobrinita bebé el otro día y nos la pasábamos de un familiar a otro, se me vino a la mente un recuerdo de mi mama, cargando a mi hermanito bebé enredado en una toalla mientras que el resto de su montón de niños salpicaban y nadaban en la piscina.

Marty pronto pasaría a ser parte del montón, pero en esa etapa de su vida lo único que necesitaba era la calidez del sol, y la seguridad de ser cargado por su mamá. En realidad, eso es precisamente lo que todos necesitamos ¿Qué no?

Nuestro Jesús lo sabe. Imagínate a esa pobre mujer, “impura” según los estándares, tan desesperada de sanación que estiró el brazo tan solo para poder tocar el borde de su manto. Había sido tratada con aspereza por sus tantos doctores, y su toque solamente le había traído más dolor. Pero el solo hecho de tocar el vestimento de El Compasivo la sanó de inmediato.

Jesús pudo haber sanado a la hija de Jairo con tan solo una palabra. Pero yo creo que viajó hasta su casa porque él sabia que toda la familia necesitaba ser tocada por él. Y cuando lo escuchamos decir “No tengan miedo, solo tengan fe” podremos sentirnos tocados por él, cargados por él, a través de los milenios, a través de las experiencia dolorosas de nuestras vidas, y a través del texto de Marcos.

Acabo de sentir el poder que salió de él. ¿Tú no lo sentiste?

¿En qué maneras puedes sentir el toque poderoso de Jesús en tu vida?

Kathy McGovern ©2018

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo B

No hay comentarios to “Decimo Tercer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.