Inicio » Cuaresma - Ciclo B » Segundo Domingo de Cuaresma – Ciclo B

Segundo Domingo de Cuaresma – Ciclo B

24 febrero 2018

Reflexionando sobre Genesis  22:1-2,9ª, 10-13, 15-18

Bueno, démosle un vistazo a esta lectura de Génesis.  Es terrible.  Y no se trata de lo que pensamos que se trataba.  Menos mal.

Primero que nada pongamos esto en claro.  Si cualquier persona intentara “sacrificar” a su propio hijo por petición de Dios, seguramente de inmediato le quitaríamos al niño y conseguiríamos ayuda siquiátrica para el padre.  Esto es precisamente lo que Dios hace en la historia del sacrificio de Isaac.  Toda la historia está dirigida a los oídos de los vecinos, esos terribles Cananeos quienes mataban a sus primogénitos en grandes números para comprobarle a los dioses de la lluvia y la cosecha seriamente su gran devoción hacia ellos.

¿Ven cómo se comportan los Cananeos?  Ustedes jamás deben comportarse así, dice el Dios de Abraham.  Es la manera en que Dios remueve a los hijos de los padres siniestros.

Cuando Abraham permitió que Sara expulsara a Agar y a Ismael (su hijo primogénito de 13 años) al desierto, lo hizo porque Dios le aseguró que sobrevivirían.  Años después fue Isaac quien fue puesto en peligro, cuando el cumplió los trece (la edad cuando se comenzaba a ser adulto).  El mismo Dios quien antes había demostrado ser de confianza ahora exigía que Abraham sacrificase a su segundo hijo como prueba de devoción hacia él.  ¿Sería ese Dios quien fue fiel al principio fiel ahora?

Esto no se trata de un dios sicopático que requiere de sangre de niños.  Se trata de la pregunta más importante de la vida:  ¿podemos confiar a Dios nuestras vidas y nuestras muertes?

Todos hemos estado de pie ante la tumba.  Como Ismael y como Isaac, hemos estado al umbral de la muerte.  ¿Podemos confiar en que Dios traiga vida de la muerte?  Esta es la gran pregunta en los evangelios de la Cuaresma.  Anímense, y esperen.

¿Puedes confiarle tu vida a Dios?

Kathy McGovern ©2018

Kathy McGovern © 2014-2015

Cuaresma - Ciclo B

No hay comentarios to “Segundo Domingo de Cuaresma – Ciclo B”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.