Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo B » Cuarto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

Cuarto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

Reflexionando sobre Mark 1: 21-28

¿Qué quieres con nosotros, Jesús de Nazaret?  ¿Acaso has venido a destruirnos?

Por algún motivo yo me identifico con ese espíritu impuro.  Casi puedes escuchar el miedo, el aferramiento, el terror que el espíritu siente al saber que las cosas como estaban iban a cambiar drásticamente a manos de Aquel quien realmente se interesa de corazón por nuestro bienestar.

¿Por qué será que cuando alguien nuevo entra a un coro y viene a los ensayos, la tensión es evidente?  ¿Será que esta nueva voz cambiará la dinámica y el sonido del grupo? (¿Y por cierto, por qué debemos preocuparnos por eso?)

Válgame, yo tengo en la mente varios rincones que quiero que sigan siendo solo míos, y me siento muy incomoda cuando Jesús manda al evangelio hacia ellos, retándome a que deje de acaparar mi tiempo, a preguntarme por qué no tengo amigos discapacitados, o ancianos, o enfermos, o que vivan en la calle.

¿Has venido a destruirme? Mi diminuta voz apenas puede murmullar la pregunta mientras que me escondo detrás de mis libros.  que se marche Dios.  Esa es mi oración, ¿pero a quién? Al mismo Dios que quiere sembrar el caos en mi cómoda vida.

Pero suficiente con lo mío.  Hablemos de TI (por favor).  ¿Estás tratando de proteger una relación desordenada con el alcohol, o la comida, o los fármacos?  ¿Te estás aferrando a ciertas relaciones con personas de las cuales la gracia de Dios te está activamente fortaleciendo para dejar?

Imagínate que tan amenazador sería si Jesús el Sanador entrase en una casa de crack, una tienda de pornografía, un centro de abortos, y le dijese a los demonios que ahí habitan, “!Silencio! ¡Salgan de ahí!”

Imagínate, de veras imagínate.

¿Qué hábitos pecaminosos temes que Jesús venga a destruir en tu vida?

Kathy McGovern ©2018

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo B

No hay comentarios to “Cuarto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.