Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo B » Tercer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

Tercer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

Reflexionando sobre Joan 3: 1-5, 10

Mientras que Jonás refunfuñaba bajo el árbol que Dios tan generosamente hizo crecer para él para luego dejarlo secar, dejándolo sin sombra que lo protegiese del abrazador sol- podemos imaginarnos su monologo:

Yo se que es políticamente incorrecto de mi parte, pero ¿qué no habrá alguien más que esté en desacuerdo con este Dios que parece de tan pocas agallas? Esos ninivitas aterrorizaron a toda la nación de Samaria- ¡a nuestros propios parientes!-¿y ahora todo lo que deben hacer es quedarse sin desayunar y revolcarse en un cilicio y cenizas para que todo quede perdonado?  ¿Y que si ya “le creen a Dios”?  Yo le creo bastante a Dios, pero aun así tuve que cumplir mi condena en el estomago de esa bestia.  No hubo trato preferencial para mí.

Tal parece que tienes que ser un asirio asesino y saqueador para conseguir la compasión de Dios.  El resto de nosotros tenemos que ser fieles y justos todas nuestras vidas- ¡y somos el pueblo elegido, ni más ni menos!  Pero estos asquerosos, no circuncidados ninivitas reciben toda la atención y el perdón de Dios.

Voy a decirlo sin tapujos: necesitamos a un Dios quien distribuya justicia en lugar de esta misericordia de bebe llorón.  Quería meterme en un agujero cuando me di cuenta de que, después de solo un día, esos cobardes comenzaron a llorar y admitir que eran pecadores.  Yo había preparado treinta y nueve sermones y solo tuve la oportunidad de darles uno.

Vaya.  Tal parece que soy un excelente predicador.  Solamente una discurso de fuego y azufre y toda la nación cae de rodillas.  Si te pones a pensar, ¡hasta el ganado esta ayunando!  Tengo un gran futuro como la mano derecha de Dios.  Lo primero que le voy a exigir a  Dios es que ya abandone todo ese lio del perdón.  Que los haga sudar.  Por cierto, ¿qué le pasó a ese árbol?

¿Puedes recordar alguna ocasión en la cual tu resentimiento por la misericordia de Dios te trajo más miseria a ti?

Kathy McGovern ©2018

 

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo B

No hay comentarios to “Tercer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.