Daily Archives: enero 6, 2018

La Epifanía Del Señor – Ciclo B

6 enero 2018

Reflexionando sobre Matthew 2:1-12

Y de nuevo he aquí esa bellísima historia.  Tú sabes a cual me refiero.  Tres migrantes, siguiendo una Estrella, cruzando fronteras sin nombre, se entrevistan con el Loco Rey, felizmente se reencuentran con la Estrella en Belén, y regalan su presencia y sus presentes a María y José.

Hubieran podido ser conquistados con los buenos tratos de Herodes.  Pudieron haber mandado un mensaje al palacio para avisarle que “” ¡A si, grandioso y sabio rey, sus humildes servidores hemos sido los primeros en localizar al Rey de los judíos!  Regresaremos a pedir albricias, y tal vez para que nos conceda un lugar de honor en su corte real.”

Pero ellos eran personas de oración, de intuición, demasiado maravillados como para hacer cualquier cosa que pudiera poner en riesgo al Niño.  Después de todo, ellos mismos habían visto su estrella subir al cielo dos años atrás.  Ellos dejaron atrás las comodidades del idioma, de la comida y de la ciudadanía para poder encontrar a Aquel dueño de esa estrella que los atraía y los llevaba lejos de todo lo conocido hacia una profundidad interminable de lo que nunca jamás podrían totalmente llegar a comprender.

Y así llegaron a la casa donde la estrella se posó, y nunca nada ha vuelto a ser igual.  Y cuando se les dijo en sueños que no regresaran a Herodes, ellos hicieron caso de ese sueño y se regresaron a casa por otro camino.

Si a alguno de los tres se le hubiese ocurrido decir, “esta es mi oportunidad de hacerme rico y famoso al venderle la exclusiva a las revistas de espectáculos,” se hubiese podido ir corriendo a Jerusalén y hubiese hecho al Herodes sumamente feliz.  Los soldados hubiesen interceptado a la Sagrada Familia mucho antes de que salieran de Belén.

Pero ninguno de los Magos deseaba otra cosa más que encontrarle a él, al más añorado de su corazón.   Ciertamente eran muy sabios.

¿En qué maneras te ha causado gran gozo el haber seguido el camino de la rectitud?

Kathy McGovern ©2018

 

Kathy McGovern © 2014-2015