Inicio » Adviento - Ciclo B » Tercer Domingo de Adviento – Ciclo B

Tercer Domingo de Adviento – Ciclo B

16 diciembre 2017

Reflexionando sobre Isaiah 61: 1-2a, 10-11

Las mejores ideas las obtengo de mis amigos.  El año pasado mi amiga Julie me platicó que tan lindo fue el día de acción de gracias en su casa ya que ella sacó unas bolsas, unas botellas de agua, cepillos de dientes y pasta dental, y unos certificados de regalo de McDonald’s y colocó todo esto en la mesa de los postres.  Después de que todos disfrutaron del pay de calabaza, cada quien tomó una bolsa y la llenó con todas estas cosas para llevárselas a obsequiar a las personas que viven en las calles.

Que fantástica idea.  Lo intenté con mi familia y les encantó, así que lo volvimos a hacer este año y lo haremos también para Navidad.  Este pequeño ejercicio festivo me recuerda al “ungido” de Isaías quien es enviado a encargarse de todas las tareas difíciles: sanar a los quebrantados de corazón, liberar a los prisioneros, y traer buenas nuevas a los pobres.

Son las pequeñas cosas, realmente, las que avanzan al reino.  Alguien que no conozca a alguien con el corazón quebrantado es porque está viviendo una vida extremadamente aislada.   Apuesto a que cada persona que lee esto puede mencionar al menos una docena de personas que luchan con un corazón quebrantado en este mismo instante.  ¿Y a que ni sabes qué?  Nosotros somos a los que Dios ha ungido para sanarles.

Existen un sinnúmero de ministerios en la Iglesia que se dedican a servir las necesidades espirituales de los prisioneros, y esos ministerios dependen de nosotros- Los ungidos de Dios- para que hagamos las obras corporales de la misericordia de visitar a aquellos en prisión.

Engo amigos que fácilmente comienzan una charla con aquellos que se paran en las banquetas con pancartas.  Les ofrecen una cálida sonrisa, y siempre les preguntan por su nombre.  Nunca les dan dinero, pero consideradamente siempre cargan una pequeña bolsita con artículos útiles para ellos.  Para algunos, un cepillo de dientes puede traer buenas nuevas más que un billete de diez dólares.

¿Qué trabajo especial te sientes “ungido” para realizar?

Kathy McGovern ©2017

Kathy McGovern © 2014-2015

Adviento - Ciclo B

No hay comentarios to “Tercer Domingo de Adviento – Ciclo B”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.