Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo A » Trigésimo-primer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A

Trigésimo-primer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A

4 noviembre 2017

Reflexionando sobre Matthew 23: 1-12

En mi mundo, los humildes están por todos lados, y su intención es seguir siendo humildes.  Desearía conocer a alguien arrogante para poder imaginarme como sería su transformación a la humildad. Pero a mi alrededor solo tengo el tipo de personas opuesto.

En el Facebook mi humilde amiga pregunta si hay alguien disponible para servir en el Albergue de Ancianos esta semana.  En la parroquia, la lista de aquellos dispuestos a llevar alimentos a los que están confinados en casa es casi más larga de la lista de los que necesitan ese servicio.  La interminable buena voluntad y el ingenio de tanta gente que conozco quienes trabajan para aliviar el sufrimiento del mundo no solo es inspiradora, sino que transforma mi corazón.

Aunque, sí tengo dos amigas que a menudo hablan acerca de su compromiso con las tantas organizaciones a las que dedican su tiempo en servir.  Desearía que más gente hiciera esto.  El mantenerte en silencio acerca del generoso regalo que les das a tus nietos con tu tiempo, o de tus visitas semanales al asilo, o del tiempo que pasas cuidando niños para las familias que se encuentran atrapadas en trabajos de bajos sueldos, nos roba al resto de nosotros la oportunidad de ser retados a abandonar nuestra zona Netflix de comodidad.

Me encanta escuchar a las personas hablar de las diferentes formas que han descubierto de ayudar al mundo.  Si eso es presumir, ¡entonces más fuerza para los presumidos!   Necesitamos sus historias y sus testimonios desesperadamente.  Me imagino al cielo como simplemente más de eso mismo:  personas amorosa dedicándose por la eternidad a amar a otras personas.  Pero no quiero asomarme desde afuera, preguntándome porque nadie me mencionó que estaban haciendo estas cosas que nunca se me hubieran ocurrido a mí, porque las personas que las estaba haciendo eran demasiado humildes para hablarme de esas cosas.

¿Qué sorpresas te has llevado recientemente al descubrir las buenas obras de los demás?

Kathy McGovern ©2017

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo A

No hay comentarios to “Trigésimo-primer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.