Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo A » Trigésimo Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A

Trigésimo Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A

3 noviembre 2017

Reflexionando sobre Matthew 22: 34-40

Mis amigos Jen y Paul tienen un par de ADORABLES mellizos , y se sorprendieron y deleitaron al darle la bienvenida al gracioso Max hace dos años.  Y luego, hace un mes, llegaron a casa del hospital con- ya lo adivinaste- un segundo par de niños mellizos.  Sí, son cinco niños menores de cuatro años.

Sophia lloró al principio al darse cuenta de que está rodeada de puros hermanos, pero su mellizo, Lucas, la consoló diciéndole esto:  No te preocupes, apuesto a que la siguiente vez que mamá tenga mellizos van a ser niñas.   Aja.

El lugar más feliz del universo es el sillón de la sala, donde duermen los bebes y los tres hermanos “mayores’ se acurrucan para leer cuentos.  Aunque su biblia ilustrada no cuenta la historia del terrible Rey Herodes, Sophia y Lucas se la saben, y ahora me dicen todo lo que ellos harían para proteger al niñito Jesús de ese horrible rey.

“Si el niñito Jesús estuviera aquí,” dice Lucas, “Y el Rey Herodes me preguntara donde está, yo le señalaría para otra dirección y le diría, “Está ALLÁ.”  Y Sophia agrega, “ Y yo nunca, nunca permitiría que él encontrara al Niñito Jesús.  Jesús es bueno, y el Rey Herodes es muy malo.”

Son puramente adictivos, estos cinco hermosos niños, y sus corazones son de la forma perfecto para Jesús.  Me recuerdan una parte de una oración que cada Judío debe orar todos los días por la mañana y por la tarde, y la parte que Jesús, el judío perfecto, recitó para el maestro de la ley: Debes amar a Dios con todo tu corazón con toda tu alma y toda tu mente.

No es para nada difícil, amar a Dios con todo lo que tenemos.  Solo debemos encontrar al niño de cuatro años que llevamos dentro, listo para amar a Dios con todo lo que somos.

¿Tienes un momento en el día cuando te siente más cerca de amar a Dios con todo tu corazón tu alma y tu mente?

Kathy McGovern ©2017

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo A

No hay comentarios to “Trigésimo Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.