Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo A » Vigésimo-Sexto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A

Vigésimo-Sexto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A

Reflexionando sobre Matt. 21: 28-32

Lo que me asusta más que la gente que dice “Sí, haré lo que Dios me pide” y luego no lo hacen, son aquellos que se muestran indiferentes porque piensan que es lo que Dios les pide que hagan.   Me duelen los padres quienes, atrapados en la ola de shock inicial que causó la epidemia de SIDA en los ochentas, no apoyaron a sus hijos moribundos como ciertamente lo hubieran hecho hoy.  No sabían que hacer, y pensaban que Dios requería que no hicieran nada.  Cuanto no añorarán una oportunidad de amar a sus hijos una ves más como hubieran querido amarlos entonces.

Me asustan aquellos que creen que conocen la voluntad de Dios tan claramente que estrellan aviones contra edificios porque esto, claramente, es lo que Dios les está pidiendo que hagan.  Cuando las motivaciones secretas se confunden con la Voluntad Divina, el terror siempre reina.

Mi amigo Dan Pierce, divino tenor y compositor, fue misionero con el maravilloso y efectivo grupo evangélico Jóvenes con Misión.  Su trabajo era a veces peligroso, como cuando fueron a Rusia en los sesentas y exitosamente contrabandearon biblias en la Plaza Roja.   Hoy están presentes en todo el mundo, gentil y creativamente ganando almas para Cristo.  Le pregunté una vez que pensaba que sería la manera más efectiva de atraer a la gente a Jesús, y su respuesta fue inmediata: “Amor radical.  Solamente ama a la gente, no solamente a los que quieres evangelizar, pero a todos en tu vida, con amor radical.”

¿Y la manera menos efectiva?  “La observas todo el tiempo en las misiones.  Palabras y comportamientos no amorosas.  Estilo militar de adherirse a las reglas.  Modelar el separatismo en vez de la inclusión.  El mundo está lleno de gente que va demasiado de prisa a hacer la voluntad de Dios.  Y Dios viene justo detrás de ellos, tratando de detenerlos.”

¿Qué partes de tu vida están definitivamente en harmonía con la voluntad de Dios?

Kathy McGovern ©2017

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo A

No hay comentarios to “Vigésimo-Sexto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.