Daily Archives: julio 19, 2017

Decimo-Quinto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A

19 julio 2017

Reflexionando sobre Matthew 13: 1-23

Palabras, palabras, palabras.  A diferencia de Eliza Doolittle, a mi nunca me cansan las palabras.  Las adoro- palabras gordas, palabras flacas, palabras chistosas, y mis favoritas, palabras encantadoras.

Los palos y las piedras pueden rompernos un hueso, pero las palabras siempre nos pueden sanar.  Y como la lluvia que cae y nunca regresa al cielo sin haber nutrido la tierra, una palabra a tiempo y bien dicha a un niño del siglo pasado todavía está dando fruto en este siglo.

Una palabra bondadosa es como la semilla fecunda en la parábola de Jesús.  Simplemente sigue dando cosecha tras cosecha.  Ahora, en la mitad del verano, cuando los cultivos crecen y crecen sin parar- y al par crece la siempre fértil maleza- es una acción santa recordar las palabras buenas que han sido plantadas dentro de nosotros a través de los años, y como esas palabras nunca han dejado de protegernos y darnos sombra de las palabras feas y malvadas que han viajado a su lado en nuestros corazones a través de nuestras vidas.

He aquí unas palabras que me fueron dichas en algún punto de mi vida que me son tan deliciosas hoy como lo fueron hace décadas cuando por primera vez las escuche:

¡Ja!  Eres muy graciosa.

Eres mi mejor amiga.

Cuéntanos otra vez esa historia.

Te amo.

¿Te casarías conmigo?

También hay, por supuesto, palabras dolorosas, palabras criticas, pero esas palabras que al principio te lastiman como maleza también a menudo pueden comportarse como semillas fecundas.  Así es el misterio de la gracia de la humildad; si estamos abiertos a recibirla, puede producir también un excelente fruto.

¿Todavía estás hirviendo por una palabra dolorosa que te dijeron hace mucho tiempo?  Pídele a Dios que te traiga a la memoria los cientos de palabras fructíferas que también han ayudado a formarte.  El amor triunfa sobre la maleza.

¿Cuáles son algunas de tus palabras favoritas que te hayan dicho en tu vida?

Kathy McGovern ©2017

Kathy McGovern © 2014-2015