Inicio » Cuaresma - Ciclo A » Quinto Domingo De Cuaresma – Ciclo A

Quinto Domingo De Cuaresma – Ciclo A

Reflecting on Ezekiel 37: 12-14

Estaba yo un verano sentada con muchos peregrinos en Masada, el aislado fuerte que construyó Herodes el Grande en el desierto de Judea.  Nuestro guía nos contó la triste historia de los 960 rebeldes judíos que se suicidaron ahí después de detener al ejercito romano por tres años al final de la primera guerra Judío-Romana (66-73 AD).  Ellos sabían que morirían ahí, y que los judíos serian echados de su tierra una vez más.

Hillel nos contó de su propia travesía.  Él había venido a Israel en los años 1960, solo por unas semanas.  Antes de regresar a Estados Unidos visitó Masada.  Se fijó en una inscripción hecha por uno de esos guerreros antiguos, tal vez durante las ultimas horas de su vida.  Era una inscripción, escrita en el año 73 AD, que conmovió tanto el corazón de Hillel  que se hizo la determinación de regresar a Israel y dedicar su vida a ayudar a los sobrevivientes del holocausto a construir una patria judía.

Nos invitó a sentarnos en silencio sobre esas rocas, y a dejar que el sol del desierto se filtrara en nuestros huesos, mientras que nos preguntábamos cual escritura seria la que había escrito ese guerrero para que algún día fuese encontrara por una generación que él no podía divisar- la generación de Hillel.-  Por supuesto, fue Ezequiel 37, la primera lectura de hoy.

Oh, mi pueblo, abriré sus tumbas y los levantaré de ellas, y los traeré de regreso a la tierra de Israel.

Para los cristianos, la plenitud del significado de la profecía de Ezequiel es la resurrección de Jesús de su propia tumba ladrada de piedra.  Para los judíos, esa resurrección es el estado moderno de Israel.  Pero los huesos secos del exilio nunca volverán completamente a la vida hasta que todos podamos vivir en paz en la tierra que Dios nos dio.

¿Qué promesa de resurrección ¿están dando su vida para ayudar a cumplir?

Kathy McGovern ©2017

Kathy McGovern © 2014-2015

Cuaresma - Ciclo A

No hay comentarios to “Quinto Domingo De Cuaresma – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.