Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo A » Segundo Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A

Segundo Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A

Reflexionando sobre John 1: 29-34

Y ahí lo tienen.  Solamente ha pasado una semana después de la temporada Navideña y los evangelios ya nos están empujando en dirección a la Cuaresma.  Por consiguiente tenemos esta poderosa historia del bautismo, la cual nos lanzará directamente hacia el ministerio de Jesús, el cual nos llevará directo a la cruz.

Juan El Bautista “no sabía” de su parentesco con Jesús hasta que tuvo ese encuentro personal con él en Betania, al otro lado del Jordán.  Fue entonces, cuando vio al Espíritu Santo volando sobre Jesús, cuando comprendió enteramente el significado de su propia vida.  Él había nacido para atestiguar al “Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.”

Que tan profundo es que la palabra sea singular.  Es el pecado del mundo lo que nos está matando a todos.  Los pecados individuales, mortales, y menos mortales, no pesan tanto en el mundo como lo hace nuestro egoísmo colectivo.

Mi sobrino de diez años, Jacob, y yo tuvimos la MEJOR conversación por teléfono antes de Navidad.  Él había visto la MEJOR película con su abuela, e iba a ir al MEJOR campamento de beisbol durante las vacaciones, y también tienen el MEJOR árbol de Navidad en su casa.

En ese momento lo interrumpí, -A, y no se te olvide abrir el regalo de nosotros que tu mama te tiene debajo del árbol.-  -Tía Kathy,- me dijo, -Yo ya recibí mi regalo de Navidad.  Mi abuelito ya no está enfermo.-

Ese es el lugar preciso donde Jesús nos quiere a todos, ese lugar sagrado donde nuestros encuentros personales de amor nos salvan del pecado mortal de solo ver por nosotros mismos.  Ese es “el pecado del mundo” que el cordero de Dios vino a redimir.

¿Cuál crees que sea el más grande “pecado del mundo”?

Kathy McGovern ©2017 www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo A

No hay comentarios to “Segundo Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.