Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo C » Trigésimo-Segundo Domingo De Tiempo Ordinario – Ciclo C

Trigésimo-Segundo Domingo De Tiempo Ordinario – Ciclo C

5 noviembre 2016

Reflexionando sobre Luke 20: 27-38

 Existe algo en nosotros que recuerda lo infinito.  Mi pasaje favorito del Antiguo Testamento captura esto de una manera hermosa:  Él, en el momento preciso todo lo hizo hermoso: puso además en la mente humana la idea de lo infinito (Eclesiastés 3:11).   Añoramos ver por nosotros mismos esos destellos del cielo- una mirada cálida de un ser querido que se ha marchado para estar con Dios, o tal vez esa historia de una experiencia cerca de la muerte que suena como tan cierta.  Pero aunque no experimentemos esas gracias en particular,  lo cercano de la eternidad está aquí mismo, en nuestra memoria y en nuestras almas.  Fuimos hechos para el cielo.

Pero también estamos hechos para la tierra, porque es aquí donde forjamos el material que llevaremos a la eternidad.  En la hermosa parábola de C.S. Lewis “El Gran Divorcio”, observamos ese insoportable dilema.  El Cielo está justo ahí, solo a unos pasos del autobús que lleva a aquellos atrapados en el limbo de la indecisión.  Todo lo que uno tiene que hacer es bajarse del autobús.  El problema está en que, el cielo es tan solido, tan real.  El pasto es como navajas para aquellos que intentan llevar su egoísmo y suciedad y chismes, y mezquindad al cielo.  Ellos tendrán que renunciar a esas cosas si quieren caminar en la fuerza de la Presencia Divina.

Esa es otra parte de la eternidad que ya experimentamos aquí en esta vida: el “musculo de la memoria” que se forma cuando llegamos a ser eso que fuimos hechos para ser.  Cuando aplastamos la tentación en el suelo, cuando defendemos la justicia, cuando fortalecemos los músculos de la compasión y la honestidad, sentimos que nos estamos poniendo en forma para la firmeza del celo.  Todos los santos van al gimnasio para ponerse suficientemente fornidos para la eternidad.  Solo hazlo.

Kathy McGovern ©2016

 

 

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo C

No hay comentarios to “Trigésimo-Segundo Domingo De Tiempo Ordinario – Ciclo C”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.