Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo C » Vigésimo-tercer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C

Vigésimo-tercer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C

7 septiembre 2016

Reflexionando sobre Luke 14: 25-33

¿Si cualquiera de nosotros hubiese sabido todas las veces que se nos iba a romper el corazón en nuestras vidas, hubiésemos procedido de todas maneras?  ¿Si hubiésemos podido terminar nuestras vidas antes porque sabíamos de los problemas de salud que nos esperaban en el futuro, quién hubiese vivido lo suficiente como para encontrar una cura para esas mismas enfermedades que tanto nos aterrorizan?

Me hago estas preguntas mientras Jesús les aconseja a aquellos que lo siguen a que midan el costo antes de comenzar algo.  Si tú no puedes renunciar a tus posesiones, no puedes dejar a los que amas, no puedes cargar tu cruz, entonces no estás listo para ser mi discípulo. 

Ninguno de los apóstoles dijo, el día en que Jesús los llamo, -No, he medido el costo y es demasiado alto.-  Lo siguieron.  Pero para cuando llegó el Viernes Santo, ya estaban como aquel que “comenzó a construir pero no tuvo los recursos para terminar.”  Pedro lo negó  Judas lo traicionó.  Y los otros huyeron.  Es verdad, después iban a ser martirizados en el primer siglo del Cristianismo.  Pero ese valor vino DESPUES de la resurrección, no antes.

Cuando era niña, Corrie ten Boom le dijo a su padre que ella nunca sería lo suficientemente valiente para enfrentar su muerte.  –Corrie,- le dijo su papa, – ¿Cuando vamos a la estación de trenes, cuando te doy el boleto? -  – Pues cuando me subo al tren- le contesto ella.  – Así es con el valor.  Cuando lo necesites, Dios te lo va a dar.-   Años después, esa tímida niñita holandesa salvó la vida de cientos de Judíos escondiéndolos en su casa.

El futuro está misericordiosamente escondido de nuestros ojos.  Los discípulos de Jesús confían que la gracia de Dios es suficiente.

¿En que maneras se te ha dado gracia en los momentos más difíciles de tu vida?

Kathy McGovern ©2016 

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo C

No hay comentarios to “Vigésimo-tercer Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.