Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo B » XXXI Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

XXXI Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

2 noviembre 2015

¿A que no te encanta tener amigos con influencias?  Yo he tenido a San Antonio en llamada automática desde que me di cuenta de que si dices “Tony, Tony, ven aquí.  Algo se me perdió y no lo encuentro.”  ¿Existirá algún santo que sea aclamado mas que San Antonio?  ¿Cómo le hacen los no Católicos para encontrar cualquier cosa que se les pierde?

Esta cosa tan católica que tenemos con los santos no es algo que se inventó un clericó de alta orden.  La sensación de que aquellos que vivieron antes que nosotros marcados con la señal de la fe todavía están entre nosotros, ayudándonos y amándonos, viene de los principios de la Cristiandad.

En el año 165 A.D, cando Policarpo, el obispo de Esmirna, fue quemado en la hoguera y luego apuñalado a muerte, un acto de amor espontaneo se desato en un anfiteatro.  Aquellos que lo conocían se apresuraron para obtener algo de su cuerpo- su cabello, sus huesos, su ropa- para poder tocar algo que hubiese sido parte de él.  Esto comenzó la reverencia hacia los santos, la cual es una de las carismas que define al Catolicismo.

Sería genial si aquellos que escriben en internet y aseguran que “los católicos idolatras” adoran a los santos consultaran a un Católico, cualquier Católico, antes de escribir tales afirmaciones.  Veneramos a los santos.  Nombramos a nuestros hijos con nombres de santos para que se sientan cerca de  alguien heroico todos los días.   Y les pedimos que oren por nosotros, tal como les pedimos a nuestros amigos vivos que oren por nosotros también.  ¿Por qué no pedirle a alguien que ya está en la Presencia Divina que ore por mi?

No adoramos a los santos.  Pero si San Antonio puede ayudarme a encontrar mis lentes, pues ciertamente le mando hacía el cielo una buena porra.  ¡Felices Fiestas!

¿Actualmente cual es su santo favorito?

 

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo B

No hay comentarios to “XXXI Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.