Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo A » Vigésimo Segundo Domingo Ordinario – Ciclo A

Vigésimo Segundo Domingo Ordinario – Ciclo A

Reflexionando sobre Matthew 16: 21-27

¿Qué beneficio seria si ganaras el mundo entero, y sin embargo perdieras tu vida? Esa no es una pregunta que aquí en el oeste tomamos muy en serio. No podemos imaginar lo que los cristianos en Mosul tienen que enfrentar todos los días, pero tal vez deberíamos imaginarnos.

Los cristianos han sido el blanco del 80 por ciento de toda discriminación religiosa en 139 países alrededor del mundo. Los ataques a los cristianos han aumentado el 309 por ciento en siete años, y más de 100 millones han sido perseguidos. Desde el tiempo de Jesús, el mundo ha visto 70 millones de mártires cristianos, y el 50 por ciento de ellos han vivido en el siglo 20.

Resulta difícil hacer un recuento exacto de los mártires de este siglo, y ciertamente que los eventos de Mosul elevaran ese número, en las palabras evocadoras del terror sufrido en nuestro propio país hace 13 anos, más de lo que podemos soportar. Un número conservador está entre los siete y ocho mil al año. John Allen, autor de La Guerra Global contra los Cristianos, escribe: “Dos tercios de los 2.3 billones de Cristiano en el mundo viven hoy…en peligrosos vecindarios. Son a menudo pobres. Por lo regular pertenecen a minorías étnicas, lingüísticas y culturales. Y frecuentemente en riesgo. Ese punto es más importante que el de ser preciso en el recuento de los difuntos.

En 1999, el sobreviviente del tiroteo en la escuela Colombina, Val Schnurr había ya recibido un impacto cuando su trastornado agresor le pregunto si ella creía en Dios. Ella replico que “si”, y de milagro no fue asesinada. El responder “si” a esa pregunta en más de 50 países hoy día te puede causar la muerte, irónicamente, en un mundo cada vez más “tolerante” que vive la política de no hacer preguntas

Debemos dar testimonio. Es lo que el profeta Jeremías nos pide.

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo A

No hay comentarios to “Vigésimo Segundo Domingo Ordinario – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.