Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo A » Vigèsimo Primer Domingo Ordinario – Ciclo A

Vigèsimo Primer Domingo Ordinario – Ciclo A

Reflexionando sobre Matthew 16:13-20

Cuando Jesús le dijo a Pedro que su fe sería la roca sobre la cuál construiría su iglesia, el estaba mirando muchas rocas. Habia llevado a los discipulos al norte de Cesaria en Filipo, en donde una roca enorme servía a los romanos como santuario para el depravado dios Pan (transformado posteriormente por J.M. Barrie como el bondadoso Peter Pan).

El Maestro utilizaba estos elementos para decir a Pedro- Petra, o Roca- es decir, la fe como roca-firme que será la base y seňal para los Cristianos en el mundo. La fe de los cristianos debería ser tan poderosa como la colisión de los continentes que le dió forma a la tierra como es conocida hoy dia.

¿Quieres ver algunas rocas? Visita algunos de los impresionantes parques nacionales que son parte de la meseta de Colorado. Hace treinta millones, la más grande formación de rocas del planeta tierra (130,00 millas cuadradas) formaba una sola pieza. Pero por causa de los elementos naturales agua y tiempo, gradualmente fueron dando forma al Cañón de Bryce, la gran roca de los Arcos en el sur de Utah, y el magnífico Gran Cañón.

Y por supuesto estas rocas guardan secretos, alucinantes secretos sobre los vastos cuerpos de agua subterráneos, las rutas migratorias de los Primeros Pobladores de nuestro continente hace 13,000 años, e incluso los inicios de la vida que el Maestro Disenador creó en el mundo hace muchísimos aňos.

Todo esto hace cuestionarme sobre lo que los arqueólogos dirán sobre nosotros en unos miles de años. ¿Observas esto? ¿Son los constructores de la paz, los misioneros de la amistad y la esperanza, personas que eligieron el amor sobre el odio y por lo tanto salvaron al mundo? Se decían Cristianos. Y las puertas del infierno no prevalecieron sobre ellos.

¿De qué manera el tiempo te está transformando en un mejor cristiano?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo A

No hay comentarios to “Vigèsimo Primer Domingo Ordinario – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.