Inicio » Pascua - Ciclo A » Solemnidad de la Ascensión del Señor

Solemnidad de la Ascensión del Señor

Reflexionando sobre Matthew 28:16-21

Señor, ¿es ahora cuando vas a restablecer el reino a Israel? Incluso al momento de su ascensión los apóstoles no lograban entender. Aún tenían la esperanza de que Jesús se estuviera preparando para formar un ejército y expulsar a los romanos de Palestina. ¡Y ellos eran los testigos! Habían presenciado su crucifixión, vieron la tumba vacía, lo habían visto días después de su resurrección, y todavía seguían creyendo que la mayor obra de su vida consistía en reunir a un ejército y librar a Israel de los odiados invasores romanos.

Eso requeriría de un gran poder, de muchos ejércitos. Pero nada como el poder que pronto estarían experimentando. Desde el cielo, Jesús estaba a punto de enviarles al Espíritu Santo, cuyo fuego ardería —aún arde—hasta los confines de la tierra. Y ciertamente, llegó el día en que los romanos salieron de Israel, solamente para ser reemplazados por otros extranjeros, y en la actualidad las guerras siguen causando estragos sobre la tierra que Jesús amaba.

Pero los dones que el Espíritu Santo derramó sobre la Iglesia naciente solo nueve días (novena) después de la Ascensión son tan poderosos hoy como lo eran entonces. Que esos dones enciendan el mundo en llamas una vez más, y que aquellos que aterrorizan, y torturan, y traen guerra a la tierra sean convertidos totalmente por el amor radical que solo proviene del Espíritu de Dios.

¿De qué manera  el Espíritu Santo me insta a tener sueños más grandes, para construir un cielo nuevo y una nueva tierra?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Pascua - Ciclo A

No hay comentarios to “Solemnidad de la Ascensión del Señor”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.