Inicio » Pascua - Ciclo A » Tercer Domingo de Pascua – Ciclo A

Tercer Domingo de Pascua – Ciclo A

Reflexionando sobre Luke 24: 13-35

Mientras más aprendo sobre Jesús, mas comprendo el por qué, incluso en la mañana de Pascua, aun después de escuchar las historias sobre una tumba vacía, los discípulos de Jesús regresaron a su casa en Emaus con gran tristeza.

Teníamos la esperanza de que él seria el que libertaria a Israel, le dijeron al Desconocido que viajaba con ellos. El no liberó a Israel después de todo. No levantó un ejército, no pidió a los truenos que bajaran del cielo para que hicieran pagar a los romanos por sus horrendas atrocidades. No ayudó a Israel a deshacerse del opresor.

¿Qué tan bueno puede ser un redentor que no nos libera de los romanos? ¿No puede ver Dios- a Dios no le importa- que nos torturen y nos maltraten, y que nos mantengan en desesperante pobreza? ¿Qué tan bueno es un redentor que ama hasta el final, incluso ama a aquellos que lo torturan y matan tan injustamente? ¿Quien necesita a un redentor como él?

¡Nosotros!

Los cielos se abrieron, y los ángeles movieron la piedra. La tumba ya estaba vacia, aunque la piedra la había mantenido cerrada hasta ese momento. ¿Quién necesita a un Dios como el?

¡Nosotros!

Nuestros corazones ardian en nuestro interior mientras el Desconocido nos explicaba las escrituras, pero al final le reconocimos cuando tomo, y bendijo, y partió, y compartió el Pan  con nosotros. ¿Quién necesita a un redentor como ese?

¡Nosotros ¡

Ahora y por siempre. Amén.
Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Pascua - Ciclo A

No hay comentarios to “Tercer Domingo de Pascua – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.