Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo A » Solemnidad de la Epifanía del Señor – Ciclo A

Solemnidad de la Epifanía del Señor – Ciclo A

Reflexionando sobre Mt.2: 1-12

Últimamente me he entretenido con los juegos para el cerebro de Lumosity.com. Me gustan los que me retan a mirar las cosas desde un ángulo diferente para lograr resolver el crucigrama. Cuando trato de resolverlo desde mi estrecha perspectiva siempre pierdo. Pero cuando abro mis ojos a una nueva dirección, repentinamente aparece la solución, y me parece tan sencilla, que me pregunto cómo no la descubrí anteriormente.

Los Reyes Magos eran fabulosos en eso. Probablemente eran de Persia, buscando en los cielos las señales astrológicas, cuando descubrieron esta Estrella dominante, y se sintieron tan atraídos a ella que dejaron todo para seguirla por dos años. ¿Y a donde los dirigió? Muy lejos, hasta el corazón de Jerusalén. Tal vez esa sea la razón por la que supusieron que la estrella estaba anunciando el nacimiento del rey de los judíos.

Hablando de actitud receptiva. Ellos no eran hebreos, pero estaban dispuestos a cambiar el rumbo de sus vidas para poder encontrar a este Rey Judío y rendirle homenaje. Entonces, encantados por haberle encontrado en Belén, pusieron atención a sus sueños y cambiaron su rumbo nuevamente, regresando a casa por otro camino y llevar así a la Sagrada Familia con algo de ventaja en su huida de Herodes hacia Egipto.

Treinta y tres años más tarde, el ortodoxo, respetuoso de las Leyes Saúl de Tarso, encontraría a ese mismo Jesús, ahora resucitado y  ascendido al cielo, como una Luz cuyo brillo cegador lo detuvo a su paso. Pablo dejo el camino a Damasco y cambio la dirección de su vida, y de esta manera la dirección de la historia del mundo.

Pregúntale el nacimiento de quien fue pregonado por una estrella y  te da la gracia para descubrir un nuevo camino este año.

¿Qué callejones sin salida quisieras dejar de perseguir este año?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo A

No hay comentarios to “Solemnidad de la Epifanía del Señor – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.