Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo C » Vigésimo Noveno Domingo Ordinario – Ciclo C

Vigésimo Noveno Domingo Ordinario – Ciclo C

19 octubre 2013

Reflexionando sobre Luke 18: 1-18

Rembrandt, St. Jacob Rezar, 1661

En algún lugar, en este momento, alguien en el mundo esta orando por ti. Lo se. lo acabo de ver con mis propios ojos.

Recientemente mi esposo y yo nos encontrábamos en la montana mas alta de París, cómodamente resguardados en el monasterio Sacre Coeur (Sagrado Corazón) por espacio de dos días. En ese lugar tuvimos la gran alegría de salir de nuestras habitaciones hacia la basílica, la iglesia que te quita el aliento al verla y que fue construida por los franceses en expiación por haber tomado parte en la guerra Franco-Prusiana.

Imagina el rugir y latir de París. Después, imagina entrar a la basílica, en donde las religiosas y monjes benedictinos cantan los salmos (en francés, por su puesto) a la luz de una vela, varias veces al día y de la noche, hasta el fin de los tiempos. !El Paraíso!.

Cinco días mas tarde entramos a otro pedazo de cielo cuando salimos del tren en Lisieux, el hogar de Sta. Teresa. !Rosas! Millones de rosas saludan a los peregrinos que han llegado para orar con la comunidad Carmelita en la ermita en donde Sta. Teresa vivió, y escribió La Historia de un Alma, el libro mas vendido en el siglo veinte.

Aquí oramos con las hermanas y postulantes Carmelitas a todas horas del día y de la noche. Y oh, la música de esos salmos en francés flotando a través de la rejilla en donde Ta, Teresa y sus hermanas de claustro oraban. !El Paraíso!

Esto es lo que amo de ser católica: la seguridad y certeza de que no estamos solos. En este momento, un amigo, un extraño, o algún miembro de alguna comunidad religiosa en algún lugar esta orando por nosotros. Gracias a Dios que nunca dejan de orar, porque nuestro auxilio proviene del Señor, Creador del cielo y la tierra.

Podemos orar por ti? Visita nuestro sitio de Internet y dejanos saber si necesitas una oración.

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo C

No hay comentarios to “Vigésimo Noveno Domingo Ordinario – Ciclo C”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.