Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo C » Vigésimo Domingo Ordinario – Ciclo C

Vigésimo Domingo Ordinario – Ciclo C

Reflexionando Sobre Jeremías 38: 4-6, 8-10.

Solía escuchar la radio todo el día, todos los días, cuando era una adolescente. Era tan fácil hacerlo entonces. El sintonizador nunca se movía, y podíamos escuchar la fabulosa música de los finales de los sesentas  hasta llegada la noche. ¡Gracias a los grandes avances tecnológicos no he podido descubrir cómo encontrar una estación en la radio de mi coche por décadas! Continuo presionando botones, pero lo único que consigo es esa  irritante estática.

Los profetas, por otro lado, encontraron las frecuencias de la radio de una manera tan brillante que de hecho pueden encontrar la voz de Dios en el sintonizador, y saben exactamente en donde colocarse para que la señal sea alta y clara. Jeremías, allá por el siglo sexto  A.C. estaba ya obteniendo la voz de Dios en estéreo, y el mensaje era inconfundible: dile al rey de Jerusalén que se someta a los babilonios, porque esta es la voluntad de Dios.

Que verdad tan inconveniente era esta. Lo odiaron por esto, y lo golpearon, metieron a la cárcel, y lo tiraron a una cisterna lodosa para que muriera de inanición en la cumbre de la hambruna provocada por el asedio de Babilonia la ciudad de la que había profetizado por tanto tiempo. Él tenía razón por supuesto. Aquellos que hablan en nombre de Dios siempre la tienen.

Todos queremos estar en el lado correcto de la historia.  Nos encantaría ser los que la gente dice “si le hubiera escuchado.” O tal vez somos nosotros los que necesitamos escuchar.

Tengo la sensación de que las palabras de los profetas están volviéndose altas y claras. Encienda su radio.

Ha sufrido persecución por decir la verdad?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo C

No hay comentarios to “Vigésimo Domingo Ordinario – Ciclo C”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.