Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo C » Décimo Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo C

Décimo Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo C

Reflexionando Sobre I Kings 17: 17-24; Luke 7:11-17

El mes pasado leí un muy buen libro. Tres Semanas con mi Hermano, es una autobiografía amable y cautivadora escrita por Nicolás Sparks. La historia de su vida es mucho más desgarradora de lo que yo podría haber imaginado hubiese vivido el autor de La Libreta.

A la edad de 37 y 38 respectivamente, Nicolás y su hermano Micah hicieron un viaje alrededor del mundo. Las conversaciones que sostenían a menudo se convertían  en recuerdos de su niñez.

Mientras crecían en un ambiente de pobreza con una hermana y padres extremadamente disfuncionales, Nicolás y Micah permanecían fieles a su fe católica en sus primeros años de vida adulta, pero las muchas tragedias que sufrieron les llevaron a dos conclusiones sobre la habilidad de Dios (o disposición) para responder a la oración. Escuchando las lecturas de hoy, nos conduce a las mismas preguntas.

¿Por que permitió Dios que el único hijo de la viuda de Sarepta muriera, y después fuera resucitado por Elías? Debio haber muchas familias dolientes en Israel, pero el único hijo de la viuda de Naím, Jesús lo resucita y lo devuelve a su madre.

Creo que Dios quiere que nos involucremos en el misterio. El creador de Milagros más allá de nuestra galaxia desea que pidamos para ser sanados, que oremos también por la sanación de otros. A algunos se les dará unos años más, y algunos otros irán a Dios mucho mas pronto de lo que realmente deseamos. La Piedad de Miguel Ángel personifica al mismo Jesús, el único hijo de su madre viuda, en los brazos de su madre después de la crucifixión. Dios no le libró de la cruz.

Sin embargo, la tumba vacía permanece como testigo eterno de que Dios tiene completo poder sobre la muerte. Vivimos como siervos del Dios que desea  que nos acerquemos aun más a el.

¿De que manera te “involucras” con Dios?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo C

No hay comentarios to “Décimo Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo C”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.