Inicio » Pascua - Ciclo C » Quinto Domingo de Pascua – Ciclo C

Quinto Domingo de Pascua – Ciclo C

Reflexionando Sobre John 12:31-33a, 34-35

¿Has visto el reciente especial de National Geographic sobre los gemelos idénticos? Estas son personas a las que nunca se confundirán como primos, o incluso como hermanos de un año de diferencia. No, los gemelos idénticos son únicos. Por su apariencia y manierismos el mundo sabe que se pertenecen mutuamente.

Aquellos de nosotros que pertenecemos a Cristo deberían ser así de fácil para identificar. Ámense unos a otros como yo les amo a ustedes, dice Jesús. Así  reconocerán en  el mundo que me pertenecen.

Por esto, serán conocidos los que pertenecen a Cristo: por las miles de caridades y escuelas y hospitales y orfanatos fundadas por las personas que llevan sus nombres (Mat. 25,35-36). Por el perdón otorgado cada día a los compañeros de trabajo, a miembros de la familia, y a los amigos de aquellos que recordaron el mandato de Cristo de perdonar setenta veces siete (Mat. 18-22). Por la honestidad mostrada en el día a día en el lugar de trabajo por aquellos que recuerdan que es mejor ser pobre y caminar con integridad que ser ricos, pero andando en caminos torcidos (Proverbios 28,6).

Es un escándalo encontrar a una persona que alguna vez fue llevada a la pila bautismal y fue bautizada en nombre de Jesús, y después vive de una manera completamente opuesta a lo que Jesús nos pide. La persona que es mal educada, o violenta, o rencorosa, o deshonesta, o tacaña, mejor seria que no pretendiera vivir para Cristo, ya que Cristo nos ha enseñado perfectamente como debemos vivir. De hecho, como lo expresó Gandhi, Todo el mundo seria cristiano, si todos ustedes cristianos se parecieran más a Cristo.

Quiero vivir Cristo. Es para esa misión que fuimos bautizados. Es así de simple. No es imposible. Ven Espirtu Santo, y muéstranos cómo vivir.

¿Existe alguna persona que admires por la forma en que “Vive a Cristo”?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Pascua - Ciclo C

No hay comentarios to “Quinto Domingo de Pascua – Ciclo C”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.