Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo B » Vigésimo Octavo Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo B

Vigésimo Octavo Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo B

13 octubre 2012

Reflexionando sobre Evangelio según San Marcos 10:17-27

De vez en cuando necesito leer un libro sobre Sn Francisco de Asís. Ochocientos años después, la  historia de su absoluta conversión, y completa transformación al corazón de Cristo me deja anonadada todavía. El libro que estoy leyendo este año es el maravilloso libro de Julien Green El Tonto de Dios: La Vida y Momentos de Francisco de Asís.

Utilizando los más antiguos documentos que se tienen sobre este santo, la autora Green nos transporta a un punto extraordinario en la vida del santo más famoso del mundo. Este encantador, pícaro “Príncipe de la Juventud”, guiando a sus briagos amigos a través de las calles del siglo 13 en Así, contaba con una hermosa voz y un apetito refinado por la elegancia y el buen comer digno del hijo de un rico sastre. Y entonces, como Sn Pablo, Dios sale a su encuentro una noche.

Hartos hasta el punto de vomitar, los invitados salieron a contaminar la plaza pública con sus cantos de borrachos. Y quien sino Francisco, el rey del festín, siguiéndolos con el bastón en mano. ¿Quién otro? Repentinamente se detiene.

¿Qué sucedió? En medio de esa triste fiesta, francisco se ha enamorado. Por años ha estado huyendo de alguien o de algo, y repentinamente ese Algo lo ha atrapado y sacudido con todo el poder de su ternura. Francisco tenía veinticinco años.

En las semanas de ese encuentro, Francisco vende todo y lo dona a los pobres. Exaltado y lleno de la gracia de Dios, Francisco encuentra los tesoros del cielo. Mientras leía este libro me acerqué lo más que pude a él, y eché un vistazo a esos tesoros. Y después de esto, llega el Evangelio de hoy. ¡Auxilio! El acoso del Cielo me está persiguiendo.

¿Las alegrías más grandes del mundo tienen algo que ver con el dinero?

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo B

No hay comentarios to “Vigésimo Octavo Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo B”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.