Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo B » Vigésimo Primer Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo B

Vigésimo Primer Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo B

8 septiembre 2012

Reflexionando sobre Epístola de Santiago 2:1-5

La Misión de San Jerónimo

Ha sido un verano, largo, muy caliente, y mortal. Y ahora, tenemos la sección mas mortífera del Nuevo Testamento que se encuentra en el leccionario, la instrucción sobre el papel de la mujer y del hombre en el matrimonio.

Cuando lees esas palabras, Las esposas deben subordinarse al esposo de la misma manera que se subordinan al Señor, tal vez te sientas como esos discípulos en el evangelio de hoy. Al igual que ellos, podrías decidir en continuar con tu forma de vida, y no acompañarlo nunca mas.

Cualquiera que “hable en nombre de Jesús” y no ame a las mujeres, no conoce muy bien a Jesús. Su amistad con las mujeres esta patente en todos los evangelios. Cenaba con ellas, las sanaba, y en el día de su resurrección se revelo primeramente a María Magdalena.

Pero anos antes de que los relatos de estos evangelios fueran escritos, recayó sobre Pablo la responsabilidad de llevar este mensaje radical de inclusión directo al corazón del mundo romano. Phoebe, Lidia, Priscila, Junia, y Cloe son solo unos cuantos de los fascinantes personajes que conforman su comunidad de fe. Tengo la sospecha que fueron sus amigas quienes dieron la fianza para que saliera de la cárcel en Cesárea, y quizá en otros lugares también.

Y con todo eso, ? El autor de los Efesios esta listo para tomar el corazón del patriarcado romano? De hecho, si. Porque cualquier hombre que ama a su esposa “como ama a su propio cuerpo” no abusa o se hiere a si mismo al dominar a su esposa. Y donde no existe la dominación, solo hay una amorosa sumisión, de uno hacia el otro.

Imagina un mundo en donde cada persona ama como Cristo ama a su iglesia. !A eso le llamaría un matrimonio hecho en el cielo!

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo B

No hay comentarios to “Vigésimo Primer Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo B”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.