Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo B » Quarto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

Quarto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B

Reflexionando Sobre Primera Epístola a los Corintios 7:32-35

Los comentarios de Sn. Pablo para el día de hoy sobre las diferencias entre aquellos que están casados y los que no lo están, traen a la memoria la hermosa muerte de la Hna. Antonia Anthony, OSF. Asesinada por un joven conductor que hizo caso omiso de la luz roja a solo cuatro cuadras de la casa de la Hermana.

En sus últimos momentos, la Hermana Antonia rezaba Ven, Señor Jesús. Y el Señor Jesús llegó.

La Hermana Patricia Podhaisky nos da este relato: En cuestión de minutos la Hermana Antonia se tranquilizó, su respiración se tornó lenta hasta que pacíficamente dio su último suspiro, rodeada por sus hermanas franciscanas y su familia. Experimentamos una gran comunión en el Corazón de Dios con todos ustedes, sus/nuestras hermanas, familiares, amigos, compañeros, mientras nos trasladábamos al corazón del Gran Amor. Parecía sin embargo, que Antonia estaba corriendo hacia casa, y la brisa de su andar nos rociaba a cada uno de nosotros con su tierna gracia.

Creo que Sn. Pablo tomaría especial atención a la “comunión profunda” que las Hermanas, y su familia, y todos, sentimos con el Cuerpo de Cristo a través del mundo que había conocido y amado y que habían sido amados por la Hna. Antonia, cuya pasión por la justicia la había impulsado a los lugares más pobres del globo terráqueo.

Las hermanas Franciscanas de Marycrest se presentaron en la corte dos meses después para apelar por el joven conductor. Las hermanas le dieron una foto de la hermana Antonia y una tarjeta de oración de su funeral. En vez de ir a prisión, el joven conductor hará quinientas horas de servicio comunitario. El espíritu de la Hermana Antonia está presente entre nosotros.

Nosotros, todos nosotros, somos un solo Cuerpo. Y no vivimos o morimos solos. No nos casamos o descasamos, no nos ordenamos y tomamos los votos Religiosos, todos viajamos juntos, oramos juntos, oramos juntos, Ven, Señor Jesús. Y ahí está siempre El, en medio de todos nosotros.

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sandy Gould

La Historia y Usted ¡ahora en línea! Visita www.lahistoriayusted.com

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo B

No hay comentarios to “Quarto Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo B”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.