Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo A » Vigésimo-Noveno Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A

Vigésimo-Noveno Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A

17 octubre 2011

Reflexionando Sobre Matthew22:15-21

La moneda de tributo (Reubens, c.1612)

De vez en cuando, Jesús dice algo muy gracioso, y el Evangelio de hoy nos ofrece una de sus mejores bromas. El historiador cultural John Pilch señala que cuando Jesús dice “Muéstrame la moneda con la que se paga el impuesto del Templo” está poniendo una trampa que ni los Fariseos ni los Herodianos se percataron hasta que cayeron en ella.

Ya que el denario utilizado para pagar los impuestos tenían acuñada la imagen del emperador Tiberius (y la inscripción lo identificaba como el hijo del “divino Augustus”) el sólo tener en posesión esta moneda era motivo de vergüenza. Pero de alguna manera, los Fariseos siempre observantes de la ley, tenían la moneda con ellos. ¿Te puedes imaginar a Jesús dándoles una mirada como diciendo “Qué bien, no es ESTO interesante”?

Así que debieron sentirse un poco acobardados cuando Jesús tomo la moneda sacrílega de sus manos y les pregunto de quién era la imagen que se encontraba acuñada en la moneda. ¡La del César desde luego! Y después, me lo imagino preguntando “¿Y de quién es la imagen que está acuñada en ti?” ¡La de Dios por su puesto! Así que, no tengas miedo.

“El mundo puede que tenga nuestras manos, pero Dios es quien tiene nuestros corazones” (Abraham Heschel).

¿De qué manera puedes ver la imagen de Dios en aquellos que te rodean?


Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Sylvia Gould

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo A

No hay comentarios to “Vigésimo-Noveno Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.