Inicio » Tiempo Ordinario - Ciclo A » 20º Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo A

20º Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo A

Me gustaría poder entrar en la mente de la madre del Evangelio de hoy y darme cuenta cómo el amor por su hija le proporciona la adrenalina suficiente para arrodillarse frente a Jesús, llamarle Hijo de David y su Señor , y ponerse a su nivel hasta obtener  de el su misericordia y poder.

Y no creo que exista ninguna madre que no haga esta clase de cosas por sus hijos todos los días.  Señor, mi hijo sufre desorden bipolar y no puede encontrar trabajo. Señor, mi hija padece depresión crónica.  Señor, mis hijos no asisten a misa y mis nietos están sin bautizar.  Señor, haré lo que sea, diré lo que me digas, seré lo que tu me pidas que sea. Pero, por favor, sana a mis hijos.

Por supuesto que esta mujer estaba siendo probada. Jesús la ignora al principio. Finalmente, después que ha hecho todo lo posible, ahora lo adula y lo honra, y Jesús le lanza un último desafío: ¿por qué debía El sanar a una Cananea? – un “perrito” como se les llamaba en la cultura racista del Medio Este- ¿No se suponía que la misión de Jesús era solamente para con los Judíos?

Y la mujer le responde como nadie más lo hace en el Evangelio de Mateo: Señor, incluso los perritos recogen las migajas que caen de la mesa. Lo que sucede después, lo ignoramos, pero ¿pueden ustedes imaginarse a los dos reír  a carcajadas? Jesús, embelezado por la manera en que la mujer pasó su pequeña prueba de fe, la felicita por descubrir en ella la clase de fe que le gustaría infundirle a su propia raza Judía. Y puedo apostar que ella lo apartó de la gente y le dijo Nosotros sentimos tu amor aun antes de que cruzaras la entrada a la ciudad. Bendito seas por preocuparte por nosotros y permitirnos entrar a tu reino!

¿De qué manera has perseverado en la oración a lo largo de tu vida?
Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Wendy Feliz

Kathy McGovern © 2014-2015

Tiempo Ordinario - Ciclo A

No hay comentarios to “20º Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.