Inicio » Cuaresma - Ciclo A » Domingo de Ramos o de la Pasión – Ciclo A

Domingo de Ramos o de la Pasión – Ciclo A

Reflexionando Sobre Evangelio según San Mateo 26:14-27:66 or San Meteo 27:11-54

A ver, ¿en confianza, podemos hablar de algo? ¿Es ese el salmo responsorial de hoy, Dios mío, Dios mío, por que me has abandonado? Lo cantamos una y otra vez después de la primera lectura, y luego lo tenemos que escuchar de nuevo en la lectura de la Pasión del Evangelio de Mateo, cuando Jesús recita ese mismo Salmo (22) durante su último aliento mientras agonizaba sobre la Cruz.

¡Ay! Como detesto eso, me duele cada vez que lo escucho, y tengo que contemplar que Jesús, en sus últimos momentos experimenta la traición del Padre. Pero finalmente, después de años de malestar con ese imagen de la muerte de Jesús, aprendí algo que curó ese dolor de inmediato, como me hubiese gustado que alguien me dije lo que ahora les digo:

En su agonía, Jesús, el judío comienza diciendo en voz alta ese salmo conocido del lamento, ¿Dios mío, Dios mío, por que me has abandonado? Varias mujeres miran desde la distancia, ellas lo han seguido desde que salió de Galilea hasta llegar a Jerusalén. Ellas de seguro se saben este salmo, y al igual que en la sinagoga respondieron a su clamor recitando el resto del salmo, sí los 31 versos que le siguen, incluyendo el triunfante final, cuando aquel que sufre proclama que todos han de proclamar al Señor a las generaciones venideras, sobre su justicia hacía un pueblo aún por nacer. Amén.

Jesús los fieles sabemos que no fuiste traicionado, que el gran amor del Padre será proclamado a todas las generaciones para siempre. Con su último aliento él recita el salmo 22, sabiendo que aquellos que lo ‘miran desde la distancia’ –y también nosotros- contestaremos respondiendo el resto del salmo en su lugar. Jesús sabe como termina, y como todo habrá de terminar. Por los siglos de los siglos. AMÉN.

Y TÚ ¿qué opinas sobre esta pregunta ó sobre las lecturas de hoy, ó sobre las columnas del año pasado? ¡Las conversaciones sagradas están encendiendo el fuego de Pentecostés!

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Wendy Feliz

Kathy McGovern © 2014-2015

Cuaresma - Ciclo A

No hay comentarios to “Domingo de Ramos o de la Pasión – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.