Inicio » Cuaresma - Ciclo A » Quinto Domingo de Cuaresma – Ciclo A

Quinto Domingo de Cuaresma – Ciclo A

Reflexionando Sobre Evangelio según San Juan11:1-45 or 11:3-7, 17, 20-27, 33b-45

A través de los años he tenido el privilegio de visitar Tierra Santa en varias ocasiones, pero el único recuerdo que he conservado de mis peregrinaciones lo tengo colgado en la pared, justo encima de una foto de la boda de mis padres el 31 de Octubre de 1938. Ellos me sonríen, este par de jóvenes, hermosos, recién casados llenos de esperanzas, en ropas de uso diario común en las bodas de le época de la depresión.

¿Acaso se pudieron haber imaginado lo que les deparaba el futuro? La guerra en Europa apenas empezaba, tanto ellos como todos los que conocían cambiarían debido a ella. Al cabo de diez años llegarían por fin sus hijos y eventualmente su robusta juventud se vencería ante la edad. Perderían a sus padres y familiares.  Ellos inculcarían la fe en sus hijos y esa fe los sostendría cuando su propio hijo se fue a la guerra.

Los hermosos novios ya no están. Pero sus hijos viven, recordándolos, amándolos, sabiendo que cuando les llegue su hora los volverán a ver. Cuando Lázaro escucho la voz de Jesús llamándolo desde afuera de la cueva el salió de allí, de esa tumba obscura. Yo he visto esa tumba, he tomado una antorcha y he bajado hasta sus entrañas, e imaginado la voz de Jesús, llamando hasta las profundidades ¡Lázaro! ¡Sal! Y el hombre muerto salió.

Así que es de aquí que lleve a casa el único recuerdo, un pequeño mosaico que dice “Betania”. El cual protege a aquellos recién casados en la pared, y a todos sus hijos y nietos de quienes tengo fotos alrededor. Cuando nuestros cuerpos mortales encuentren la muerte, encontraremos un hogar eterno en el paraíso.

¿Cómo crees que haya sido para Lázaro el salir de la tumba?

Y TÚ ¿qué opinas sobre esta pregunta ó sobre las lecturas de hoy, ó sobre las columnas del año pasado? ¡Las conversaciones sagradas están encendiendo el fuego de Pentecostés!

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Wendy Feliz

Kathy McGovern © 2014-2015

Cuaresma - Ciclo A

No hay comentarios to “Quinto Domingo de Cuaresma – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.