Inicio » Cuaresma - Ciclo A » Cuarto Domingo de Cuaresma – Ciclo A

Cuarto Domingo de Cuaresma – Ciclo A

Reflexionando Sobre Evangelio según San Juan 9:1, 6-9, 13-17, 34-38

La gran sorpresa del Evangelio de hoy está en la última línea. Pero Jesús ¿acaso estás tratando de sugerir que nosotros somos los ciegos? Porque nosotros sabemos de la forma en que Dios ha organizado el mundo. Las cosas buenas le pasan a los buenos y las personas malas pues son ciegas de nacimiento. Bueno, tal vez este muchacho no es directamente responsable de su ceguera, pero sus papas han debido ser pecadores, ¿correcto? Y nosotros estamos seguros que Tu eres un pecador porque ¡te atreviste a curar en sábado!

Vaya, como que las respuestas de ellos se parecen mucho a las nuestras. Decimos lo mismo cuando escuchamos sobre algo terrible que le ha pasado a alguien que conocemos, ¿no crees? ¡Ay sí!, que pena que tiene cáncer de pulmón, pero lo más seguro es que fumaba, lo bueno es que yo no fumo así que nunca sufriré de cáncer de pulmón. ¡Ay sí!, que tristeza que haya sufrido ese accidente, pero te apuesto a que no llevaba su cinturón de seguridad, lo bueno es que yo siempre me pongo el cinturón de seguridad así que nunca sufriré un accidente.

Existe algo en nosotros que necesita encontrar la razón por la cual cosas malas le pasan a gente buena, porque nos aterra aceptar que nos pudiera pasar a nosotros también. Si podemos admitir eso, es posible que también estemos listos para aceptar que Dios puede sacudirnos de nuestro cinismo, quitarnos las capas de falsa valentía y realmente sanarnos. No es un truco, o una conspiración tramada hace años para hacernos creer que el hombre era ciego cuando en realidad siempre había podido ver. Sus padres no tomaron parte en esa conspiración, ni tampoco él. Ese hombre a quien ellos llaman Jesús, lo tocó y ahora puede ver.

Si no podemos creer eso, somos aún más ciegos que el hombre que nació ciego y puede ahora ver.

¿De qué manera has experimentado el toque sanador de Jesús en tu vida?

Y TÚ ¿qué opinas sobre esta pregunta ó sobre las lecturas de hoy, ó sobre las columnas del año pasado? ¡Las conversaciones sagradas están encendiendo el fuego de Pentecostés!

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Wendy Feliz

Kathy McGovern © 2014-2015

Cuaresma - Ciclo A

No hay comentarios to “Cuarto Domingo de Cuaresma – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.