Inicio » Cuaresma - Ciclo A » Primero el domingo de Cuaresma – Ciclo A

Primero el domingo de Cuaresma – Ciclo A

Reflexionando Sobre Génesis 2:7-9; 3:1-7, Evangelio según San Mateo 4:1-11

Lo que una serpiente engañosa que serpiente fue. Hizo su apariencia en el Jardín (que permitió que él en empiece con?) y empezara a mentiras en seguida. Eso es la cosa acerca de enemigos. Toman una mentira y llegan sin ayuda para expresar en otras palabraslo tan suena como la verdad. Quizá saben que preferimos que la mentira para empezar con.

Cuando la serpiente se encontró primero con Eve él encuadró su pregunta/mentira magistralmente: ¿Qué? ¿Dios le dijo que usted no podría comer de cualquiera de los árboles en el Jardín? Pero Eve corrigió al Enemigo. No, podemos comer de todos los árboles menos el uno en el centro. Si comemos de que nos moriremos.

Ahora aquí está algo usted nunca oirá de un mentiroso: Usted me agarró. Trataba de revolver algún drama, pero supo la verdad y usted supo que yo no lo relacionaba correctamente y usted me clavó. Perdón. Astillaré lejos bajo mi piedra y nunca le molestaré otra vez.

Pero no. La serpiente apareció el calor diciendo una mentira más grande, que se cayó en orejas receptivas de Eve: ¡Usted cosa pobre! ¡Usted ciertamente no se morirá! ¿No se da cuenta de usted que si come de este árbol usted será tan sabio como Dioses? Es la víctima aquí y yo acabo de ultrajar para usted.

Un millón de años luego el Tentador probó los mismas mentiras en Jesús. Pero el nuevo Adam rechazó a Satanás, y todo sus trabajos, y todo sus promesas vacías. Y a fines de estos cuarenta días que reuniremos en el Tipo de letra de Pascua, renovaremos nuestras promesas bautismales, y rechazaremos al Mentiroso una vez más.

¿Qué mentiras se resuelve rechazar esta Cuaresma?

Y TÚ ¿qué opinas sobre esta pregunta ó sobre las lecturas de hoy, ó sobre las columnas del año pasado? ¡Las conversaciones sagradas están encendiendo el fuego de Pentecostés!

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Wendy Feliz

Kathy McGovern © 2014-2015

Cuaresma - Ciclo A

No hay comentarios to “Primero el domingo de Cuaresma – Ciclo A”

Dejar un comentario

Usted debe estar conectado en publicar un comentario.