Daily Archives: julio 10, 2010

Décimo Quinto Domingo del Tiempo Ordinario

10 julio 2010

Reflexionando Sobre Lucas 10: 25-37

El problema con la magnífica historia de Lucas, sobre el amor, es que no la podemos tomar al pie de la letra. Después de todo, asesinos en serie como Ted Bundy, han encontrado sus víctimas haciéndose pasar por minusválidos que necesitan ayuda para subirse a su auto. Los letreros en la carretera cerca de los centros de detenciones nos dejan llenos de miedo: no recoja a ninguna persona en la carretera.

Vincent van Gogh, El Buen Samaritano 05 1890

Hace 30 años, durante un caluroso día en el desierto de Utah, una familia que pasaba por allí en su auto vio un joven flaco que descansaba sentado en la tierra, recostado de su bicicleta. Algo estaba mal, el joven se veía demasiado flaco y débil. Ellos se dieron la vuelta y bajaron su vidrio para preguntarle: ¿Estás bien? Pero él estaba demasiado débil para contestar. Este padre, madre y niños se bajaron de su auto y limpiaron el rostro del joven con agua fría, y lo subieron al auto junto con su bicicleta. Le dieron de comer y tomar, y lo llevaron hasta la rectoría de la primera Iglesia Católica que encontraron.

La ama de llaves de la rectoría, era una señora hispana, y gritó ¡Ay Dios mío! Y los dirigió hasta la fresca recámara de la parte de atrás de la casa. Ella lo cuidó por varios días, hasta que los efectos del excesivo calor y deshidratación habían pasado.

¿Dónde están estas personas ahora? Esa atenta familia que notó que algo andaba mal y que se tomó el tiempo de darse la vuelta y averiguar. ¿Dónde está esa cariñosa ama de llaves, y ese bondadoso sacerdote, quienes le dieron albergue y cuidado?

Porque ahora que se acerca mi 22 aniversario, quisiera agradecerles por salvar la vida de este joven, quien años después salvó la mía.

Compartiendo la Palabra de Dios en el Hogar:

¿Una vez has recebido de una persona desconocida la ayuda que salve vidas?


Y TÚ ¿qué opinas sobre esta pregunta ó sobre las lecturas de hoy, ó sobre las columnas del año pasado? ¡Las conversaciones sagradas están encendiendo el fuego de Pentecostés!

Inscríbete hoy mismo y únete a la conversación.

Yo he venido para echar fuego sobre la tierra; y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo! (Lucas 12:49)

Traducido por: Wendy Feliz


Kathy McGovern © 2014-2015